Piden agua para los Gámez

Vecinos de Los Gámez, junto al portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, ayer en la barriada./
Vecinos de Los Gámez, junto al portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, ayer en la barriada.
COSAS DE LA CIUDAD

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Los 800 vecinos de la barriada de Los Gámez siguen dependiendo del cielo para disponer de agua, situación de la que ya nos hicimos eco en estas mismas páginas hace varias semanas. Del cielo y de los trámites burocráticos, como ayer volvieron a poner de manifiesto en una comparecencia de la asociación de vecinos de la barriada ubicada en el entorno del Pantano del Agujero junto al portavoz del grupo municipal Ciudadanos, Juan Cassá, quien se hizo eco de las reivindicaciones de estos vecinos que en la actualidad apenas disponen de un par de horas de agua cada dos semanas por la escasez de lluvias.

Cassá afirmó que los vecinos de Los Gámez «llevan 30 años pidiendo formar parte de la red de Emasa y aún hoy no lo han conseguido, y una ciudad puntera como Málaga no puede permitir que en 2018 se sigan dando estas situaciones». Por eso pidió que se tome en serio su reivindicación histórica y se comprometió a instar en la próxima Comisión de Medio Ambiente del Ayuntamiento a que el equipo de Gobierno acometa el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de la barriada, principal escollo según los vecinos para acometer las obras de saneamiento en la zona.

Según se puso de manifiesto, el Ayuntamiento de Málaga instaló en 1987 una red de tuberías y aljibe para dar agua a esta barriada. En 2007 vecinos y administración llegaron a un principio de acuerdo con la Empresa Municipal de Aguas (EMASA) para instalar la red de abastecimiento, asumiendo los propietarios gran parte del coste. Un acuerdo que se refrendó en 2016 de nuevo, según los vecinos, estipulando que estos asumirían el 80% del coste de la actuación en un plazo de 12 años y el Ayuntamiento, el 20% restante. Sin embargo, falta que Urbanismo redacte el Plan Especial de Reforma Interior, PERI, de la zona, plan que Ciudadanos reclama que se alcance para que los vecinos puedan tener acceso al agua. «Hay un acuerdo con Emasa y los vecinos quieren pagar, quieren asumir el 80% del coste de las obras. Pero falta que Urbanismo redacte el Plan Especial de Reforma Interior, PERI, de la zona. Exigimos que se firme ya el convenio y estos vecinos puedan tener acceso al agua», manifestó el líder naranja.

Según Cassá, los vecinos de Los Gámez «no pueden seguir eternamente a expensas de que la previsión meteorológica sea favorable para llenar las reservas del aljibe del barrio o a base de pagar costosas cubas de agua». «El Ayuntamiento de Málaga no puede seguir dejando en la estacada a estos vecinos en algo tan vital como el suministro de agua, un servicio básico y un derecho humano, reconocido incluso por la Asamblea General de Naciones Unidas en 2010», manifestó.

Suelo encharcado ayer.
Suelo encharcado ayer.

Plaza de Camas: derroche de agua

En unas zonas reclaman agua y en otras se quejan por los charcos que produce el riego. Ocurrió ayer en la plaza de Enrique García-Herrera, conocida popularmente como plaza de Camas, que aparecía encharcada y por donde apenas podían pasar los transeúntes. Un agua que según algunos vecinos provenía del sistema de riego de los maceteros allí instalados y que además decían algunos ciudadanos olía bastante mal.

La verdad es que el césped de esas jardineras aparece seco pero el sistema de riego no parece nada acertado, pues dada la inclinación de los maceteros el agua discurre hacia abajo. Con todo no es de extrañar el mal estado del césped si se tiene en cuenta que allí se suben muchos perros cuyos dueños no tienen ningún reparo en soltar a sus mascotas y dejarlos hacer sus necesidades, que no todos recogen. Quizás de ahí el mal olor que desprenda el agua.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos