El PSOE quiere que el barrio de viviendas de la Alcazaba se dedique a oficios

Pérez, en la Alcazaba./P. R. Q.
Pérez, en la Alcazaba. / P. R. Q.
La Casona del Parque

Dani Pérez, portavoz socialista, apuesta por recuperar más de la mitad del monumento y darle vida con artesanía de la época como alfarería, tallado de madera o forja

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Es mediodía. Tras la tempestad, llegó la calma y el sol se posicionó de nuevo en el cielo malagueño. El portavoz socialista, Dani Pérez, cruza por la trasera del Ayuntamiento y se dirige hacia el ascensor de la Alcazaba, que está en la calle Guillén Sotelo. El trayecto hacia arriba:0,60 euros los residentes en Málaga; y 2,50 euros, el resto. En la subida, el habitáculo va lleno. Arriba, animado. «Mira, lo ves, es el monumento más visitado de la ciudad, el que mayor predilección tiene, un enclave histórico, romano, árabe y renacentista», al tiempo que añade que lo primero, esencial, es unirlo con La Coracha, un asunto que el equipo de gobierno del PP ya anunció hace una semana que haría, así como otra serie de mejoras.

Precisamente, Pérez lleva dándole vueltas a su iniciativa unas cuantas semanas, y ahora, por fin, ya ha cuajado la moción que llevará a la comisión de Cultura del mes de noviembre, tras estudiar muy bien los espacios del recinto.

El líder socialista quiere recuperar el barrio de viviendas de la Alcazaba para que albergue un espacio dedicado a oficios tradicionales de la época, que supongan un atractivo turístico y cultural con muestras artesanas como alfarería, tallado de madera, forja, marroquinería y orfebrería, entre otras. Traspasado el patio de la Alberca, en la zona más oriental visitable del monumento, queda cerca de un 50% del edificio cerrado, y justo detrás de la cancela, inaccesible, el barrio de viviendas o el barrio judío, el patio del Aljibe, la torre del Homenaje, el pozo y las mazmorras.

A juicio de Pérez, hay que aprovechar esta oportunidad porque el monumento «ha estado muy poco cuidado, y ciertamente dejado», como explica, y el barrio de viviendas o  barrio judío puede ser un plus importante en la visita, pero sería muy interesante que se le dotara de artesanía propia de la época.

Han sido muchos años en los que no se ha actuado en la Alcazaba, prosigue durante el descenso, y no es de recibo que el 50% se encuentre cerrada. «Ahora el PP intenta presentar un plan de mejora cuando llevamos años solicitándolo en el PSOE, pero por eso mismo reivindicamos que se actúe en el barrio de viviendas y que se ponga en valor y que sirva de escenario para que los oficios tradicionales de esa época y la presente y puedan ser un atractivo cultural y turístico más». Además, explica el portavoz socialista, habría que buscar una fórmula para generar oportunidades laborales para artesanos, que se dedican a estos oficios que si no les ayudamos acabarán extinguiéndose y perderemos parte de nuestra historia. En la bajada, casi llegando a la entrada principal, justo al lado del Teatro Romano, el hedor a orines desluce la visita. «Sería interesante poner una cancela para que no pudieran entrar por la noche (justo en el descansillo), hay que cuidar todos los detalles», subraya.

Fotos

Vídeos