El peor temporal de viento en diez años deja sin arena las playas de Huelin y Ferrara

Estado en el que quedó ayer la playa de Huelin, muy descarnada por el oleaje, y que la Autoridad Portuaria está obligada a reponer. /Salvador Salas
Estado en el que quedó ayer la playa de Huelin, muy descarnada por el oleaje, y que la Autoridad Portuaria está obligada a reponer. / Salvador Salas

Las rachas alcanzaron velocidades de hasta 95 kilómetros por hora, el quinto registro más alto desde que hay datos, aunque con menos daños que el año pasado

IGNACIO LILLOMálaga

Un cúmulo de circunstancias hace que algunos temporales sean menos dañinos que otros para las playas, aunque sobre el papel parezcan más agresivos. Es lo que ocurre con el que está azotando la capital y la Costa, especialmente el pasado domingo. Aquella jornada, elCentro Meteorológico de Aemet midió rachas de hasta 95 kilómetro s por hora en el Aeropuerto, lo que obligó a activar un aviso de nivel naranja, también por fenómenos costeros (viento fuerza ocho y olas de hasta cuatro metros).

Habría que remontarse, según las estadísticas de Aemet, hasta el 7 de marzo de 2007 para encontrar un dato peor: 108 km/h. El récord histórico se reparte entre el 27 de enero de 1948, cuando hubo 130 km/h en el aeródromo. Y el 15 de diciembre de 1975, con 132 km/h en Puerto Banús.

Además, la altura de ola significante ha sido de más de cinco metros, con algunas por encima de los seis en Marbella y Manilva; 4,5 en Mijas y en la capital. De hecho, ayer mismo se podía ver a un grupo de surfistas practicando este deporte en la playa de Malapesquera, en Benalmádena. En cambio, fuentes técnicas consultadas aclararon que en un temporal, además de estos factores, es clave el periodo del oleaje, que no ha sido alto. Esto es, los golpes han tenido una baja frecuencia, de manera que los alcances no han sido muy altos.

Operarios limpian el paseo marítimo de la capital. El fuerte oleaje llegó a una altura de hasta cuatro metros. Estado de la playa de Ferrara, en Torrox, tras el temporal. / F. González | S. Salas | E. Cabezas

De ahí que las playas hayan aguantado en general mucho mejor que los embates del año pasado. Sólo la de Huelin, en la capital, y la de Ferrara, en Torrox, tenían ayer daños de importancia por esta causa. Desde la Subdelegación del Gobierno informaron no obstante que habrá que esperar hasta hoy para que Costas haga una evaluación más precisa. En la de Huelin, los problemas se concentran, como viene siendo habitual, en la franja que va desde el chiringuito Pedro Gutiérrez hasta el morro, frente a la estatua de la Palera. El agua inunda también ese tramo del paseo marítimo. Se trata de un tramo que le corresponde estabilizar a la Autoridad Portuaria, y que de hecho ya hizo un aporte de 5.000 metros cúbicos en junio pasado. Esta institución tiene pendiente un vertido extraordinario de 25.000 metros cúbicos más, para lo que ya se ha hecho un acopio en el lateral más próximo al muelle de San Andrés. El restaurante citado también fue uno de los más afectados, ya que el viento se llevó los toldos y la marea ha vuelto a descarnar la terraza.

Mayores rachas de viento (registros de Aemet)

1) 132 km/h.
Medida en Puerto Banús, el 15 de diciembre de 1975.
2) 130 km/h.
Registrada en el Aeropuerto, el 27 de enero de 1948. Estas dos casi empatan como los récord históricos.
3) 108 km/h.
El 7 de marzo de 2007.
4) 104 km/h.
El 2 de marzo de 2001.
5) 95 km/ h.
El 28 de enero de 2018.

Mientras, en la de Ferrara, el poniente de las pasadas navidades permitió una carga extra de arena, por lo que el levante de ahora la ha dañado (en unos 300 metros) aunque menos que en ocasiones anteriores. El espigón construido recientemente ha funcionado en parte, de ahí que el Ayuntamiento demande a Costas que acometa una segunda defensa. Además, en el centro de Nerja hubo un gran susto como consecuencia del incendio en un cañaveral junto a la playa de Carabeo. La rápida actuación de los bomberos del Consorcio Provincial evitó que el fuego alcanzara a las viviendas cercanas, aunque las llamas sí han dañado diverso mobiliario exterior en varios jardines. La intensa humareda, propagada por el viento, alcanzó a buena parte de las calles de la localidad sobre las 13.00 horas y desató la alarma.

Baños del Carmen

Mientras, en los Baños del Carmen, la terraza se quedó ayer completamente anegada. La rápida actuación de los trabajadores el domingo, que colocaron sacos terreros y tablas en las puertas, logró evitar que el mar entrara hasta el salón. Ayer abrió, pero sólo la parte a cubierto. En las calas de Pedregalejo, el oleaje volvió a llegar hasta las barcas de los espeteros, sin mayores consecuencias. La Malagueta, La Caleta y La Misericordia han adoptado el perfil de invierno, pero no se han producido mermas de importancia, según la inspección realizada por SUR.

Al respecto, desde el Área de Playas del Ayuntamiento informaron de que se estaban evaluando los desperfectos, y de momento sólo se había observado algún daño en la cartelería. «Los equipamientos están en buenas condiciones y no se aprecian daños estructurales. Tampoco se aprecia una pérdida de arena importante», indicaron, mediante una nota. Estas fuentes confirmaron que el litoral de la capital ha adoptado ya el perfil invernal, «que es más recortado que el habitual, y que deberá volver a su estado normal en primavera».

La mujer herida sigue grave en la UCI de Carlos Haya

La mujer herida grave el domingo a causa del temporal se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Regional Carlos Haya, tras sufrir una caída ayer en el paseo marítimo Antonio Banderas, en la capital. Se trata de una turista extranjera de 67 años, que padece un traumatismo craneoencefálico, tras sufrir un accidente con su bicicleta por las fuertes rachas.

Con ella, fueron dos personas las que resultaron heridas en la provincia, ya que un hombre recibió un golpe en la cabeza de una tapadera de un depósito de agua que salió volando en Fuengirola, por lo que fue trasladado al Hospital Costa del Sol. El temporal de viento ha dejado cientos de incidencias en Andalucía, principalmente en la provincia de Málaga, donde se han registrado cerca de 300 sucesos.

Debido a las malas condiciones meteorológicas en el Estrecho, el buque Sorolla de Trasmediterránea suspendió ayer la salida entre Melilla y Málaga de las 14.00 horas, así como el retorno de las 00.30 horas. Así lo informó la naviera, que no obstante destacó que, de cara a lo que resta de programaciones para la jornada del lunes, el buque Fortuny sí salió a las 00.30 de la madrugada del lunes al martes, en su horario habitual, desde Melilla a Málaga. Unos 800 pasajeros se vieron afectados. Para hoy, está previsto que los buques Fortuny y Sorolla operen con su programación habitual.

Para hoy, Aemet mantiene los avisos de nivel amarillo, tanto por vientos como por fenómenos costeros. En el primer punto, se esperan todavía rachas máximas de hasta 70 km/h en Ronda, la Costa del Sol y el Valle del Guadalhorce, hasta las 20.00 horas. Para el litoral y el Guadalhorce, la rachas más fuertes se esperan en el extremo occidental de la comarca. En cuanto a los fenómenos costeros, estará toda la provincia bajo aviso, al menos, hasta la medianoche. Soplará viento del este fuerza 7 y olas de tres metros de altura.

((En esta información ha colaborado Eugenio Cabezas))

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos