Carlos Haya y el Clínico tienen más de un año de demora para las prótesis de pene

Carlos Haya y el Clínico tienen más de un año de demora para las prótesis de pene

Esa intervención quirúrgica se aplica a personas con disfunción eréctil en las que fracasan otros tratamientos

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

¿Qué hacer cuando fallan los tratamientos farmacológicos, las inyecciones intracarvernosas y la crema transuretral para combatir la disfunción eréctil? En esos casos, lo apropiado es implantar una prótesis de pene a través de una intervención quirúrgica. Ese método ofrece muy buenos resultados y aporta un elevado grado de satisfacción a los hombres y a sus parejas. El problema son los retrasos de la sanidad pública a la hora de llevar a cabo esas operaciones. En los servicios de urología de los hospitales Regional Carlos Haya y Clínico Universitario la demora para las prótesis de pene sobrepasan con creces el año, según confirmó ayer este periódico en fuentes médicas, con motivo de celebrarse hoy el Día Europeo de la Salud Sexual.

Del total de pacientes que sufren disfunción eréctil (muchos de ellos se enfrentan a esa situación después de un cáncer de próstata), entre el 15 y el 20 son candidatos a una intervención de prótesis de pene. Aunque no es un número muy elevado, los retrasos en las operaciones son altos. Uno de los motivos de las largas esperas para recibir una prótesis de pene es su coste, oscila entre 8.000 y 9.000 euros en el apartado de las de tres componentes, que son las de mayor calidad y las más cómodas.

Antes de decidir si un hombre debe pasar por un quirófano para esa intervención, los hospitales públicos de Málaga valoran cada caso en una sesión clínica. En función de los factores de riesgo del paciente, el uso que dará a la prótesis y la conmorbilidad, se aprueba o no la intervención, señalaron las fuentes consultadas, que precisaron que no hay tope de edad para implantar una prótesis de pene. La operación dura menos de una hora. El paciente recibe el alta y abandona el hospital en 24 horas. Ante los retrasos de la sanidad pública, hay varones que acuden a la sanidad privada para recibir una prótesis. «Es el mejor dinero gastado en mi vida. Soy el hombre más feliz del mundo», indicaron a SUR fuentes próximas a algunos pacientes operados.

La disfunción eréctil afecta a uno de cada cinco hombres. La causa es física en pacientes de más de 50 años. Los factores de riesgo asociados a la impotencia son la hipertensión, la obesidad, la diabetes, el colesterol elevado y el tabaco. «La aparición de la disfunción eréctil es un síntoma que alerta de que puede haber una enfermedad cardiovascular, por lo que hay que ir a médico y perder el prejuicio a contar que se tienen problemas de erección», indicaron la fuentes citadas.

Entre el 15 y el 20 por ciento de pacientescon impotencia son candidatos a esa operación

Añadieron que hay varios tratamientos que permiten hacer frente a la disfunción eréctil. Así, los médicos prescriben pastillas, inyecciones intracavernosas o una crema transuretral. Cuando en algunos pacientes esas alternativas fracasan, están las prótesis de pene, que son muy efectivas. Pese a su buen resultado, los españoles recurren diez veces menos que los norteamericanos a esos implantes. La eficacia de las prótesis o es muy alta. Además, la satisfacción de los pacientes y de sus parejas es mayor que la obtenida con tratamientos farmacológicos, pusieron de manifiesto expertos en andrología.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos