El puerto sigue sin contar con la nave para atender a los rescatados en pateras

El pabellón de Ciudad Jardín alojó a los últimos inmigrantes rescatados. /Sur
El pabellón de Ciudad Jardín alojó a los últimos inmigrantes rescatados. / Sur

El Gobierno trabaja en la idea de instalar unos módulos industrialeso prefabricados no permanentes mientrasse prepara este espacio

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Pese a que la cifra de inmigrantes rescatados por Salvamento Marítimo y trasladados al puerto de Málaga ha crecido exponencialmente, hasta el punto de que ya supone más del doble de la registrada durante todo el año 2016, las instalaciones portuarias malagueñas siguen sin contar con un local en el que realizar la primera atención que reciben estas personas. Han pasado ya siete meses desde que la Autoridad Portuaria y la Policía Nacional acordaran la nave en la que se realizarán estas labores; sin embargo, hasta la fecha, éstas se siguen desempeñando en carpas instaladas por Cruz Roja en los muelles y en la estación del Melillero.

Noticias relacionadas

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Málaga indican que se sigue trabajando para habilitar el espacio consensuado con la Autoridad Portuaria en la zona de la lonja pesquera. Sin embargo, apuntan que, por el momento, no está cerrado el presupuesto para su obra y adaptación.

Al respecto, precisan que, de forma paralela, desde la subdelegación, en contacto permanente con el Puerto y diversas ONG, se trabaja en la idea de conseguir instalaciones no permanentes pero bien adaptadas, como módulos industriales o prefabricados, para sustituir la asistencia que actualmente se presta. Sería tanto para los trámites administrativos y policiales como para la atención médica y social que dan organizaciones como Cruz Roja o el Colegio de Abogados a las personas que han sido rescatadas en alta mar.

Asociaciones y organizaciones insisten en la necesidad inmediata de contar con la infraestructura

Mientras tanto, desde las diversas asociaciones y organismos que trabajan en esta realidad se sigue reclamando la necesidad inmediata de contar en Málaga con un centro de atención a inmigrantes, del que disponen otros puertos como el de Almería. Y es que insisten en que el traslado de inmigrantes rescatados en pateras a las instalaciones portuarias malagueñas es una constante que se va a seguir repitiendo en el tiempo y que va en aumento.

Responsables del Colegio de Abogados de Málaga, Cruz Roja y CEAR aseguran que las condiciones en las que se atiende actualmente a estas personas no son dignas. «Tenemos las mismas carencias pero están llegando el doble de personas que otros años», apunta Samuel Linares, coordinador provincial de Cruz Roja.

Por ejemplo, expone que estas personas llegan mojadas después de largas travesías en el mar, tras lo que esperan grandes colas en la estación del Melillero para poder cambiarse, muchas de ellas, sentadas en el suelo porque no hay espacio. Además, la primera atención se hace en una carpa a la intemperie.

Otro ejemplo de estas carencias es el hecho de que los 164 inmigrantes que el pasado sábado llegaron a los muelles portuarios de la capital fueron trasladados al pabellón deportivo de Ciudad Jardín, a la espera de que la actuación del Cuerpo Nacional de Policía y de los jueces determinase el futuro de cada uno de ellos. Es la segunda vez que ocurre a lo largo de este año.

El responsable de Cruz Roja, que ayudó con su equipo a albergar a estos inmigrantes, asevera que esta medida se puede dar en situaciones de emergencia, pero no como algo habitual. Así, mantiene que, ante la tendencia al alza que se registra en cuanto a la llegada de pateras, hay que dotar a la ciudad de una infraestructura mínima permanente.

En este mismo sentido se pronuncia el decano de los abogados, Francisco Javier Lara, quien señala que «no se pueden poner parches». Apuesta por buscar un a regulación y unas instalaciones para ello. Aun así, afirma que las personas rescatadas en pateras simplemente han cometido una infracción administrativa, «no son delincuentes», y que no se les puede retener, ya que se podrían estar vulnerando derechos fundamentales.

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, asegura que se mantiene la cesión de la nave a la subdelegación para que se hagan unas instalaciones en las que poder atender a los inmigrantes de la «forma más digna posible». En este sentido, muestra su preocupación por las condiciones en las que están siendo asistidps hasta el momento, además de añadir que se están teniendo dificultades con la estación del Melillero, a la que «se está haciendo un roto».

Fotos

Vídeos