Un paso de peatones natural

Una familia cruza la avenida camino de la playa. Al fondo, el paso de peatones. /J. M. A.
Una familia cruza la avenida camino de la playa. Al fondo, el paso de peatones. / J. M. A.
COSAS DE LA CIUDAD

La avenida Salvador Allende en El Palo es cruzada a diario por muchos vecinos desde lacalle Padre Coloma

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Los clientes de la Peña Madridista de El Palo, situada junto a la calle Padre Coloma de la barriada, son testigos directos del ir y venir de gente que cruzan a diario la avenida Salvador Allende camino de la playa o de regreso de ella ‘a capela’. El proceso es siempre el mismo:jóvenes, mayores y niños se ponen en el bordillo de la acera y se aventuran a cruzar la calzada cuando el intenso tráfico cesa. Un riesgo evidente que repiten todavía más llegado el verano. «El ir y venir de gente que cruza la calle por aquí es constante y supone un peligro, porque los coches pasan muy rápido y ya ha habido más de un susto», comenta Antonio, de la Peña Madridista. Pese a que unos metros más adelante, a la altura del cementerio de El Palo, existe un paso de peatones regulado con un semáforo, y en el otro extremo hay otro paso habilitado para los peatones, también regulado con semáforo, todos se aventuran a cruzar por allí. Y es que los vecinos dicen que esos pasos les pillan más alejados y señalan que apenas son utilizados porque la calle Padre Coloma es el paso natural de muchos vecinos que residen en aquella zona.

Pedro Muñoz, que vive en la misma avenida Salvador Allende y que se desplaza en silla de ruedas, admite que se han hecho gestiones para que se instale un paso de peatones en ese punto, pero dice que «no hacen caso». La asociación de vecinos Zona Popular de El Palo va a dirigir un escrito a la junta de distrito de El Palo reclamando la instalación de un paso de peatones en la zona para preservar la seguridad de los vecinos.

Ricardo de la Vega.
Ricardo de la Vega. / J. M. A.

Ricardo de la Vega/ Almagro Cárdenas: motos por calles peatonales ‘a toda pastilla’

En la misma barriada de El Palo, y próximas a la calle Padre Coloma, se encuentran las calles Ricardo de la Vega y Almagro Cárdenas, dos pasajes peatonales paralelos por donde circulan las motos sin tener que hacerlo. «Por ahí no debe circular ningún vehículo, y las motos pasan y además lo hacen a toda velocidad y es un peligro para los vecinos y sobre todo para los chiquillos que juegan confiados en esas calles», dice un vecino. Pero lo peor es que asegura que no se toman medidas para impedir que esos motoristas campen a sus anchas por esas calles sin que nadie intervenga y les ponga freno. «Lo hemos denunciado a la Policía Local, que tiene la jefatura a pocos metros de distancia, pero no hacen nada. Ya se han producido enfrentamientos a costa de esto y cualquier día se va a producir un accidente», afirma indignado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos