Ni un paso atrás ante la violencia machista

Acto celebrado en el Paseo del Parque de Málaga./Fernando González
Acto celebrado en el Paseo del Parque de Málaga. / Fernando González

Las duras cifras del maltrato reflejan que en los últimos 14 años se ha cobrado en España más víctimas que el terrorismo etarra

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Desde 2003, el primer año desde el que existen registros, más de 900 mujeres han perdido la vida a manos de sus parejas o exparejas. La cifra es incluso superior a las víctimas que se cobró ETA. Dos tipos de terrorismo. Uno de ellos afortunadamente erradicado y otro al que, por desgracia, aún le queda camino hasta su desaparición. Un logro que sólo se conseguirá si desde las administraciones, la escuela, la familia y desde toda la sociedad en general se graban a fuego las palabras respeto e igualdad. Ese es el mensaje que este viernes han querido transmitir las administraciones públicas en el acto de homenaje y recuerdo a las víctimas de la violencia machista celebrado ante el monolito dedicado a ellas ubicado en el Paseo del Parque de Málaga.

La plantación de cuatro rosales ha simbolizado ese homenaje previo a la conmemoración del Día contra la Violencia de Género en el que, al margen de las intervenciones políticas, destacan las palabras pronunciadas por Patricia, Pablo, Daniel y Carmen, cuatro alumnos de Maristas que han leído un manifiesto en el que se ha puesto el acento en los menores, «que pasan desapercibidos y se quedan en un segundo plano cuando son las víctimas más vulnerables». No se refieren sólo a los niños que pierden la vida (8 en España en lo que va de año), también a los muchos que se crían en un ambiente de maltrato que tienen interiorizado «porque muchas víctimas y muchos maltratadores actuales fueron niños que crecieron con el maltrato». «La lucha contra la violencia machista debe ser la excepción, no la norma», concluye el manifiesto.

Ante esta realidad, la directora del Instituto Andaluz de la Mujer, María del Carmen Moreno, ha hecho un llamamiento a la sociedad para que «actúe y denuncie para que no se permita ni una muerte más» y ha remarcado que «la única forma de salir es educando en valores en la edad más temprana». En este sentido, ha confiado en que las medidas de protección y prevención recogidas en el Pacto de Estado contra la violencia de género pongan fin a esta «lacra».

En la misma línea, el subdelegado del Gobierno central en Málaga, Miguel Briones ha incidido en la necesidad de anticiparse, poniendo como ejemplo las 575 medidas de protección que se han aplicado en la provincia hasta finales de septiembre. Una provincia en la que en los dos últimos años no ha habido que lamentar ninguna muerte, pero si 34 desde que se tienen registros.

Por su parte, el alcalde de Málaga ha incidido en la importancia de la educación y de que el ambiente familiar «no sea un infierno», pero también ha considerado vital que las mujeres que se atrevan a dar el paso y denunciar tengan garantizadas medidas de acogida. «Hay que ser proactivos todo el año, no solo esta semana», ha advertido Francisco de la Torre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos