Pasión gótica en blanco y verde

José Luis Ramos muestra uno de los cuadros con el himno de Andalucía. :: francis silva/
José Luis Ramos muestra uno de los cuadros con el himno de Andalucía. :: francis silva

Un jubilado transcribe en letras de esta tipografía el himno de Andalucía

JUAN SOTO MÁLAGA.

Todo comenzó como un hobby aprendido durante un curso de contabilidad realizado hace más de dos décadas. A sus 84 años, José Luis Ramos, un manchego afincado en Málaga, ha descubierto en algo tan simple como las letras góticas la pasión de su vida. Tanto que acaba de culminar el proyecto de transcribir la letra del himno de Andalucía en este tipo de escritura aprovechando la próxima celebración del día de la región. «Me gustaría hacerlo con todas las comunidades y quien sabe si el día de mañana se podrían exponer todas en un museo», apunta.

José Luis Ramos, natural de La Solana, comenzó haciendo pequeños bocetos para decorar su casa, diplomas y algunos pocos encargos para los amigos más cercanos, pero con el paso del tiempo ha evolucionado los diseños y quiere hacer la colección completa de los himnos autonómicos, que decorará con los escudos de las diferentes provincias. «Es un tema que siempre me ha gustado mucho pero nunca había tenido tiempo para desarrollar», dice, «Ahora puede servir para mantener y recuperar las tradiciones de las diferentes comunidades», añade.

Este jubilado, que trabajó en Iberia y montó un negocio de venta de vinos junto a su padre, dice que ahora esta afición le da la vida porque le ayuda a ocupar todo el tiempo libre. «Me puedo pasar horas enteras dibujando; es una disciplina muy complicada y hasta se me olvida comer muchos días de lo concentrado que estoy», dice. Sólo en hacer el himno de Andalucía con los escudos de las diferentes provincias tardó diez días a una media de ocho horas diarias. «Cuando me pongo a hacer algo así, no puedo parar».

Aunque asegura que no le gusta presumir de lo que hace, este malagueño de adopción cree que sus trabajos podrían tener un espacio en las instituciones o interesarle a alguien. «Es un trabajo muy laborioso que requiere mucha dedicación y sería una pena que se perdieran», expresa.

Aunque nunca se ha dedicado profesionalmente a la escritura, José Luis Ramos entiende que sería una pena que se perdieran las artes más tradicionales por culpa de los ordenadores. «Las letras góticas antes se utilizaban mucho, sobre todo en los libros de contabilidad, pero cada vez se ven menos por culpa de las nuevas tecnologías», dice. «Para hacer un escrito de este tipo hay que saber hasta álgebra para respetar los espacios de las páginas y que todo quede centrado».

Para elaborar estos diseños, este jubilado dice que hay que ser muy cuidadoso con los trabajos, prestar mucha atención y fijarse mucho en todas las letras, por lo que los ojos «sufren horrores» y muchas veces debe dejarlo durante un rato. «Me gusta ser muy perfeccionista y que todo salga como a mi me gusta, aunque tarde un poco más de la cuenta» en terminar algún diseño en especial».

Una vez que pase el Día de Andalucía va a comenzar a transcribir los himnos de las diferentes regiones españolas, y los completará con los escudos de las provincias que la componen. En el caso de que la autonomía en cuestión no tenga himno propio elegirá una canción significativa de la zona. Por ejemplo, para Cataluña ha elegido Els Segador y espera hacerlo en breve. «Si alguien quiere exponerlo en algún sitio, que me lo diga sin problemas», anuncia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos