El Hospital Materno incrementará la asistencia poco invasiva en los partos

Jesús Jiménez, en la primera planta del Materno Infantil, hospital en el que dirige la unidad de obstetricia y ginecología. /Francis Silva
Jesús Jiménez, en la primera planta del Materno Infantil, hospital en el que dirige la unidad de obstetricia y ginecología. / Francis Silva

El nuevo director de obstetricia y ginecología, Jesús Jiménez, se marca el objetivo de aumentar las sesiones quirúrgicas y hacer más operaciones

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Incrementar el número de partos llevados a cabo con una asistencia poco invasiva es una de las metas que se ha marcado el nuevo director de la unidad de obstetricia y ginecología del Hospital Materno Infantil, Jesús Jiménez. Natural de Granada, donde se licenció en Medicina, este ginecólogo ha regresado a Andalucía tras permanecer 32 años en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, donde desarrolló su carrera profesional. Después de tres meses como responsable de la obstetricia y la ginecología del Materno, el doctor Jiménez dice que ya se ha aprendido el nombre de todos los integrantes de la unidad que dirige, de la que afirma que cuenta con unos facultativos de gran nivel. «Creo que a poco que nos empeñemos vamos a conseguir ser uno de los servicios de obstetricia y ginecología mejores no solo de Andalucía, sino de España», asegura Jesús Jiménez en declaraciones efectuadas a este periódico.

Entre las prioridades está potenciar las unidades de diagnóstico prenatal y de medicina fetal

Una vez hecha una evaluación de los medios humanos y tecnológicos de los que dispone el área de obstetricia y ginecología del Materno, el doctor Jiménez se ha fijado varias pautas prioritarias. Una de ellas pasa por una apuesta decidida por los partos sin poca invasión siempre que sea posible. «El concepto de la asistencia al parto ha cambiado. La mujer juega ahora un papel más protagonista y, por tanto, hay que dar la atención de forma consensuada con ella. Por eso, una línea que vamos a potenciar es una asistencia al parto de forma mínimamente invasiva», explica el director de la unidad. Cada centro presenta sus características, señala el doctor Jiménez. Yañade que el Materno es referencia para los partos de alto riesgo de la provincia de Málaga, lo que reduce su porcentaje de partos normales (40 por ciento), ya que asume una elevada tasa de bebés prematuros, hecho que impide que se pueda actuar en esos casos como se hace en los partos normales a término.

«Atendemos más partos que las Islas Baleares», afirma Jesús Jiménez

Pese a esa singularidad, el centro hospitalario tiene previsto incrementar los partos de mínima invasión. «Es algo que forma parte de una cuestión de concienciación de todos: pacientes, matronas y facultativos», recalca el director de la unidad de obstetricia y ginecología. Este experto hace hincapié en que el año pasado el Materno superó los 4.000 partos, un volumen de asistencia mayor al que tienen grandes hospitales nacionales, lo que lo convierten en la quinta o la sexta maternidad de España. Como ejemplo, Jesús Jiménez destaca que el Materno Infantil registra un número de partos mayor que las Islas Baleares.

Visión panorámica

Tras tres meses analizando la capacidad de trabajo y la resolución de la unidad, el nuevo jefe de ginecología subraya que está muy satisfecho con lo que se ha encontrado. «El hecho de venir de fuera da una visión más panorámica y abierta de todo. Yo, que provengo de un hospital muy grande, al llegar aquí he comprobado que lo que se dice del servicio desde fuera no tiene nada que ver con la realidad. El servicio es mucho mejor de lo que había escuchado», significa el doctor Jiménez, que, aun reconociendo que la crisis que ha soportado la sanidad ha sido dura para todos los centros, la impresión recibida del área de ginecología y obstetricia del Materno le agrada cada vez más.

El servicio cuenta con una plantilla orgánica de unos 38 profesionales. Con esa cifra de ginecólogos, que es inferior a la de otros hospitales, se está sacando adelante más trabajo, circunstancia que supone un compromiso serio por parte de los profesionales. «Nuestros números de actividad están a la par de los grandes centros, pese a tener un 10 o 15 por ciento menos de plantilla», señala el director de la unidad, que destaca la importancia de saber gestionar los recursos humanos y de encontrar y potenciar la excelencia de cada profesional. «Nuestra especialidad es muy bonita y a la vez muy amplia. Eso abre un abanico de actuaciones muy grande», pone de manifiesto.

Al preguntarle si el servicio de obstetricia y ginecología precisa de más quirófanos para poder intervenir quirúrgicamente a más pacientes, el doctor Jiménez responde que el número que hay «es razonable» para el cumplimiento de los decretos que fijan un tiempo máximo para las operaciones. No obstante, explica que no se descarta aumentar la cifra de sesiones quirúrgicas, porque los profesionales quieren operar más. «Yo creo que a medio y largo plazo vamos a incrementar las intervenciones de algunas patologías. Capacidad para ello tenemos. A lo mejor lo que hace falta es ser creativos; se puede operar por la mañana y por la tarde», indica. Para elevar las intervenciones, hay dos alternativas: o redistribuir la plantilla actual de profesionales o realizar nuevas contrataciones de ginecólogos.

En cuanto a las listas de espera del servicio, su responsable asegura que se están cumpliendo los decretos de garantías establecidos por la Consejería de Salud. «Las grandes macrocifras las cumplimos sin problemas. La asistencia al parto, como es lógico, es inmediata; en la atención a pacientes oncológicas no hay retrasos de ningún tipo y, además, hacemos frente a patologías que, aun siendo benignas, pueden conllevar algunas situaciones de urgencia. Todo eso está perfectamente cubierto. ¿Qué es lo que podemos haber diferido? Pues la patología normal o la revisión periódica de la mujer, que en vez de en el plazo de un año lo hemos hecho en un año y un mes», dice el doctor Jiménez.

Disponer de más tecnología

Otro aspecto relevante pasa por potenciar las unidades de diagnóstico prenatal y de medicina fetal, «que funcionan muy bien y que llevan a cabo grandes actuaciones». A ese respecto, Jesús Jiménez espera contar con más tecnología como, por ejemplo, disponer de más ecógrafos para el diagnóstico prenatal. Asimismo, hace falta la renovación de los ecógrafos de las consultas. En estos momentos se está pendiente de la licitación de cinco ecógrafos de segundo nivel.

El reto de dejar Madrid para trabajar en Málaga lo asume Jesús Jiménez como un paso adelante en su carrera profesional. Aunque lleva poco tiempo en el hospital, ya se siente integrado en un centro que es referente en distintas cuestiones asistenciales. «Estoy altamente impresionado de la implicación, de la cualificación y de la ilusión de la gente. El servicio tiene unos grandes profesionales. Este hospital es mucho mejor de lo que se conoce de él fuera de Málaga», reitera el jefe de los ginecólogos, que añade que su servicio es puntero en cuanto a la realización de la cirugía mínimamente invasiva por laparoscopia y en la utilización de robot para operar. Asimismo, ensalza el trabajo de la unidad que se encarga de la atención de la mujer con endometriosis severa. «Tenemos un servicio que presta una asistencia oncológica muy buena a las enfermas y que aún vamos a mejorar porque aplicamos la cirugía mínimamente invasiva», asevera.

Un problema que afecta a todos los servicios sanitarios públicos es el de la cobertura de los profesionales que se jubilan. A ser inquirido por esa cuestión, Jesús Jiménez contesta que desde su llegada al Materno Infantil se están cubriendo las jubilaciones de los ginecólogos.

Fotos

Vídeos