Partidos de izquierda estudian recurrir la sentencia que avala el hotel de Moneo

JESÚS HINOJOSA MÁLAGA.

Los grupos municipales de izquierda Málaga Ahora y Málaga para la Gente estudian presentar un recurso de apelación contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Málaga que ha avalado un permiso para las obras del proyecto de Hoyo de Esparteros, que incluyen un hotel con la firma del arquitecto Rafael Moneo, que todos los partidos de la oposición en el Ayuntamiento tumbaron con sus votos negativos en un consejo de administración de la Gerencia Municipal de Urbanismo en julio de 2016. Como ayer informó este periódico, este fallo rechaza todos los argumentos expresados por los grupos de izquierda para oponerse a la aprobación del proyecto de urbanización, que también contó con el voto en contra de Ciudadanos, y concluye que «resulta procedente la aprobación definitiva» de ese proyecto de urbanización, paso previo a la concesión de la licencia para las obras.

La portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, expuso que ve «motivos» para presentar un recurso de apelación contra la sentencia y consideró que el Ayuntamiento también debería recurrirla. Por su parte, el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, apuntó que «es probable» que su grupo recurra el fallo judicial porque «nos da margen y posibilidades para ello». «Pero lo primero que pedimos es que el Ayuntamiento, que es quien tiene que defender su actuación y el acto recurrido, presente su recurso de apelación», añadió. No obstante, es poco probable que el Consistorio recurra la sentencia, puesto que el equipo de gobierno municipal la ha acogido de forma satisfactoria.

Pendientes de la licencia

Una vez que el fallo cobre firmeza, la promotora de la actuación, la unión temporal de empresas Braser II, tendrá más allanado el camino para obtener de Urbanismo los permisos de obra que quedaron bloqueados hace dos años. Su responsable, José Luis López, señaló ayer que no tiene inconveniente en que la expedición de la licencia de obras quede condicionada al pago de parte de los cinco millones de euros que adeuda la promotora a las arcas municipales según el convenio asociado a esta operación. En ese sentido, Braser II está a la espera de que el Ayuntamiento acepte y tramite una propuesta de fraccionamiento de pago de esa deuda. «Esperamos que ya no nos pongan más trabas», remarcó López, quien apuntó que, por ahora, no tiene previsto solicitar una indemnización al Consistorio, una vez que sea firme la sentencia que rechaza la decisión del consejo de Urbanismo de 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos