Los partidos de izquierda y Ciudadanos respaldan que se limiten las viviendas turísticas en Málaga

La capital tiene registradas ya ante la Junta más de tres mil viviendas para uso turístico./Ñito Salas
La capital tiene registradas ya ante la Junta más de tres mil viviendas para uso turístico. / Ñito Salas

El PP no aclara si apoyaría una medida de este tipo y la condiciona a nuevos estudios para conocer la realidad del mercado en la capital

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La iniciativa del Ayuntamiento de Palma de Mallorca para prohibir alquilar pisos a turistas en edificios plurifamiliares ha sacudido el sector y ha encendido la alerta sobre si esta medida podría aplicarse en otros municipios. En el caso de Andalucía, el marco legal vigente no lo permite. No obstante, la opción de poner límite a las viviendas que se alquilan con fines turísticos en Málaga cuenta con el respaldo prácticamente unánime de los partidos de izquierda y de Ciudadanos, que se mostraron a favor de que se establezca algún resorte jurídico para hacer posible ese veto a nivel local, cuando las circunstancias lo aconsejen. En cambio, el PP malagueño no mostró una postura clara al respecto.

Para el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, es necesario poner «números clausus» a las viviendas turísticas en zonas como el Centro para «evitar problemas mayores». «Hemos instado al equipo de gobierno a que tome medidas en ese sentido pero el alcalde no ha hecho nada. En las ciudades turísticas está existiendo un problema de habitabilidad por este fenómeno que está disparando los precios del alquiler, por lo que hace falta una mayor regulación», sentenció Pérez, quien se mostró partidario de aplicar una fiscalidad especial a este tipo de pisos que podría concretarse en una tasa especial del impuesto de bienes inmuebles.

«Estamos haciendo un estudio del mercado y, a partir de ahí, valoraremos la situación» María del Mar Martín, Concejala de Turismo

«Hay que aplicar números clausus en zonas como el Centro porque hay un problema de habitalidad» Daniel Pérez, Portavoz del PSOE

«Hay mucho que regular, sobre todo a nivel estatal más que local, para que no se vaya de las manos» Juan Cassá, Portavoz de Ciudadanos

«Málaga se está convirtiendo en una ciudad inhabitable. Hay que aplicarles una fiscalidad especial» Ysabel Torralbo, Portavoz de Málaga Ahora

«Hay que establecer límites por zonas o temporadas» Eduardo Zorrilla, Portavoz de Málaga para la Gente

«Es necesario poner un límite en esto y en el 'boom' de los hoteles» Juan José Espinosa, Concejal de Podemos

Para José Antonio Gómez, alcalde de Ojén y secretario de Turismo en la dirección provincial del PSOE, los municipios «deberían tener competencias sobre este asunto». Para este dirigente socialista la ley que puso en marcha la Junta para crear un registro de viviendas turísticas «no es la norma definitiva». «Se va aprendido sobre la marcha y está claro que, gracias al movimiento turístico que estamos teniendo, no se está resolviendo la problemática que existe ahora», apuntó.

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de la capital, Juan Cassá, se mostró partidario de la limitación en Málaga para que este fenómeno «no se vaya de las manos». «Al igual que sucede con el 'boom' de los hoteles, hay mucho que trabajar y regularizar», afirmó Cassá, si bien recordó que la postura de la formación naranja es que las reglas de esa regulación procedan del ámbito estatal. Para la formación naranja, la solución a este asunto «pasa por la una regulación estatal que no cierre barreras a los autónomos ni a las personas que quieren oportunidades y una regulación integral, más que por provincias o ciudades», remarcaron desde la dirección local del partido.

Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, recordó que su grupo siempre ha estado a favor de limitar los pisos turísticos porque considera que Málaga se está convirtiendo en una ciudad «inhabitable para los vecinos». «Se lo pedimos a la Junta que es la que tiene las competencias en este sentido, hay que aplicar políticas para que los precios de los alquileres no se desorbiten», apuntó.

Problemas en el Centro

En el mismo sentido, Eduardo Zorrilla, portavoz de IU-Málaga para la Gente, dijo que «no hay más remedio» que limitar las viviendas que se alquilan con fines turísticos por «los problemas que están generando en zonas como el Centro». Zorrilla aplaude la iniciativa de Palma y considera que se podrían establecer límites por zonas y temporadas.

Desde Podemos, su concejal no adscrito, Juan José Espinosa, también apostó por establecer límites tanto en los pisos turísticos como en los hoteles. «No podemos vivir de un turismo que no se sostiene», afirmó.

En cambio, el PP no mostró una postura clara respecto a este asunto. La concejala de Turismo de la capital, María del Mar Martín, apuntó que, antes de tomar una decisión, quiere conocer en qué condiciones y circunstancias se ha desarrollado la iniciativa en Palma. Además, desveló que una de las primeras medidas que ha puesto en marcha al tomar las riendas del área municipal de Turismo es elaborar un estudio para conocer la realidad del mercado de los pisos turísticos en la capital, analizando no solo los que están autorizados por la Junta sino aquellos que operan sin estar registrados. «Ese estudio es algo prioritario y, a partir de ahí, valoraremos la situación de la vivienda turística en Málaga», dijo.

También el Consistorio de Marbella ha encargado un estudio similar a la Universidad antes de plantear medida alguna. La presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental y vicepresidenta del PP en Málaga, Margarita del Cid, no se decantó ni a favor ni en contra de limitar las viviendas turísticas. «Exigimos más claridad en la regulación de este fenómeno a nivel autonómico», apuntó.

En esta información ha colaborado Héctor Babotta

El marco legal andaluz impide aplicar restricciones

El actual marco legal andaluz impide que un ayuntamiento aplique una limitación semejante a la que planea el consistorio de Palma para pisos turísticos. «Entendemos que, en el marco legal actual, no se podría limitar el uso de las viviendas turísticas», manifestaron fuentes de la Consejería de Turismo. Al mismo tiempo, desde este departamento de la Junta pidieron a a la Administración central que, ante la proliferación de este tipo de alojamientos, «regule este asunto para que haya un marco normativo común y que cada ayuntamiento sepa a lo que acogerse». La Junta considera que el Estado debe concretar «con claridad» cuál es la regulación de las viviendas turísticas que pueden realizar las comunidades autónomas y los municipios. Por el momento, esa regulación está transferida a las autonomías y, en el caso de Andalucía, la consejería encargada de esta materia considera que no sería posible que un ayuntamiento estableciera una limitación como la que pretende aplicar Palma. «Existen muchas dudas jurídicas de que eso prospere», apuntaron desde Turismo en alusión al caso balear.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos