La parte privada adeuda 1,4 millones a la entidad

F. J. MÁLAGA.

La parte privada de Limasa aún adeuda a la empresa mixta de limpieza (el 49% de las acciones corresponden al Ayuntamiento) los 1,4 millones que le viene reclamando desde 2016 por la parte correspondiente del canon de asistencia técnica incluida en la compensación que paga el Consistorio para cubrir las subidas salariales de los últimos años y garantizar que la compañía nunca esté en números rojos. Según el interventor general, esta compensación no puede computarse como prestación de servicios, por lo que no se le debe aplicar el canon de asistencia técnica que perciben los privados (FCC y Urbaser), que supone el 2,5% de la facturación total de la empresa. Estos 1,4 millones pagados de más ya fueron devueltos por Limasa al Ayuntamiento, pero lo que no se ha materializado aún es el pago del dinero que la entidad le viene reclamando a sus accionistas privados.

«Es una cuestión de Limasa, no del Ayuntamiento. Si los privados le deben dinero a la empresa se tendrá que compensar cuando se liquide la entidad a través del fondo de reversión», afirmó el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Raúl Jiménez durante la comisión plenaria del ramo celebrada ayer. Unas explicaciones que el edil dio a preguntas del PSOE, que denunciaba que las arcas municipales «hayan asumido» esos 1,4 millones a modo de adelanto para poder cerrar las cuentas de Limasa al 17 de abril de 2017, día en el que expiraba la concesión aunque el contrato se prorrogó 'sine die' hasta que entre en servicio el nuevo modelo de gestión. Ante las dudas planteadas por la socialista Begoña Medina en torno a los 6,89 millones de euros abonados el pasado abril por el Ayuntamiento para restablecer el equilibrio financiero de la compañía, el concejal del área aseguró que se trata de la parte correspondiente a la compensación, pero de la asistencia técnica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos