El Parque del Oeste tendrá cámaras de seguridad para frenar el vandalismo

El Parque del Oeste tendrá cámaras de seguridad para frenar el vandalismo

El Gobierno autoriza al Ayuntamiento a instalar 17 puntos de videovigilancia en el interior del recinto, que sólo estarán operativos por la noche

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Ataques a animales como el que en noviembre de 2014 le costó la vida a un canguro, el área de juegos infantiles arrasada por las llamas, destrozos en el mobiliario urbano... El vandalismo ha escrito numerosos capítulos en el Parque del Oeste, y se siguen sucediendo pese al refuerzo de la vigilancia por las tardes que puso en marcha el Ayuntamiento de Málaga a comienzos de año. Ahora, el Consistorio está en disposición de dar un paso más allá instalando cámaras de seguridad para combatir el vandalismo nocturno. La Delegación del Gobierno central en Andalucía acaba de aceptar la petición formulada el pasado mes de abril por la Administración municipal para instalar 17 puntos de control en el interior del recinto.

La autorización viene avalada con el informe favorable de Comisión de Garantías de la Videovigilancia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que establece una serie de condicionantes. La primera es que el periodo de grabación se limitará únicamente a las horas en las que el parque está cerrado al público (desde las once de la noche hasta las ocho de la mañana), de forma que la afectación del uso de las cámaras a la intimidad de las personas «debe ser mínimo e incluso inexistente si se respetan las normas de uso del parque». En el expediente remitido por el Consistorio se hace constar que la mayoría de las incidencias se registran por la noche. En este sentido, la comisión también pone el acento en que el sistema de videovigilancia que se activará será diferido, de forma que no habrá nadie visionando las imágenes durante los periodos de grabación.

Destrucción de las imágenes

Además, el órgano del TSJA también remarca que no se pueden grabar sonidos y que las grabaciones deben ser destruidas en el plazo máximo de un mes desde su captación, salvo que estén relacionadas con infracciones penales o administrativas graves en materia de seguridad pública con una investigación policial en curso o con un procedimiento judicial o administrativo abierto.

Según el plan diseñado por la Policía Local, se van a instalar 17 puntos de vigilancia, cada uno de los cuales puede ir equipado con varias cámaras para ampliar el radio de cobertura. La intención es tener vigilado todo el recinto, poniendo el acento en zonas consideradas sensibles como los accesos, los espacios donde están los animales, el área de juegos infantiles y el entorno de los aseos, donde también se han registrado hechos delictivos como la colocación de cámaras ocultas en el interior o la realización de agujeros.

Una vez que el pasado miércoles se recibió la notificación con el visto bueno de la Comisión de Garantías, ahora será la empresa municipal que gestiona el Parque del Oeste (Limposam) la encargada de contratar la adquisición e instalación de los equipos. La autorización es válida para un año, pudiendo ser renovada siempre que se vaya justificando la necesidad de contar con estas cámaras con el pertinente informe delincuencial del Cuerpo Nacional de Policía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos