¿Un parque multiusos?

COSAS DE LA CIUDAD

El recinto conocido como La Ballena, junto a la playa de La Térmica, lleva cerrado desde hace ya casi dos años

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

El parque acuático conocido como de La Ballena existente junto a la playa de La Térmica, en el paseo marítimo de Antonio Banderas, lleva cerrado desde hace ya casi dos años. Una lectora, María Arcos, se ha percatado de ello y dice que «paso habitualmente por delante de ese recinto y lo que en principio era una zona de recreo de agua, con chorros, aspersores y la ballena para deslizarse, a través del tiempo se ha convertido en pista de patinaje, monopatines, bicicletas etc., y no precisamente se ocupa por menores como se observa en la foto, donde también se notan las rodaduras de los distintos vehículos que ocupan el recinto. Durante el año pasado se hicieron obras para restaurar los daños ocasionados por estos vehículos, pienso que a las fechas que estamos y que no están funcionando los elementos acuáticos, estaremos en las mismas. ¿No se han podido poner unos carteles delimitando la actividad para lo que se concibió, y prohibiendo el uso de estos vehículos o de jugar al fútbol?», se pregunta, al tiempo que pide más vigilancia.

Cierre

Ese recinto permanece cerrado ya hace al menos dos veranos. Su cierre fue en principio temporal y coincidió con el hecho de que varios usuarios sufrieron diversas heridas con las rejillas metálicas existentes en el suelo. A raíz de ello se cuestionó la seguridad del recinto y se denunció que esas rejillas constituían un peligro y no eran adecuadas para un lugar adonde acudían los niños. Desde distintos colectivos vecinales y partidos políticos, como el PSOE, se solicitó a la Junta Municipal de Distrito de Carretera de Cádiz que se intensificasen las labores de mantenimiento y se subsanasen los desperfectos que pudieran acarrear peligro a los usuarios y un uso inadecuado de esas instalaciones.

Tras el cierre de las instalaciones, el Ayuntamiento va a remodelar por completo el parque acuático en un proyecto en cuyo diseño han participado los alumnos de 5º y 6º de Primaria de los colegios Victoria Kent, Vicente Alexandre y Los Guindos. El proyecto elegido cuenta con un gran cubo de agua situado en una zona elevada, que cada cierto tiempo se vaciará y caerá sobre los usuarios. También habrá un barco en el que los niños podrán llevar el timón y disparar chorros de agua. El proyecto está en la actualidad a la espera de la licitación de la primera fase de las obras, que podrían comenzar en octubre próximo, según informó el concejal del distrito, Raúl Jiménez.

Fotos

Vídeos