Unas palomas okupas

Las palomas han llegado a introducirse en las viviendas/
Las palomas han llegado a introducirse en las viviendas
Cosas de la ciudad

Los vecinos del número 5 de la calle Obispo González de Cordova, en Olletas, están desesperados por la presencia de estos animales en un piso desahuciado

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Los vecinos del número 5 de la calle Obispo González de Cordova, en Olletas, están desesperados por la presencia de palomas en un piso desahuciado que hay en su bloque y que les están causando continuas molestias. María Begoña Frías López, presidenta de la comunidad, dice que lleva años realizando gestiones para que se solucione el problema, pero asegura que hasta el momento nadie ha hecho nada. Según indica, los propietarios fueron desahuciados del piso hace unos cuatro años y el piso pertenece ahora a una entidad bancaria. La vivienda en cuestión está situada en una novena planta y ha sido tomada por las palomas al tener varios cristales rotos y algunas ventanas abiertas. «La casa parece un palomar, porque las palomas entran y salen continuamente», señala. Y denuncia que la presencia de estas aves «produce malos olores, ruidos y mucha suciedad debido a los excrementos que sueltan».

Los vecinos han tenido que colocar rejillas en las ventanas
Los vecinos han tenido que colocar rejillas en las ventanas

Lola Cervantes, una vecina que reside justo debajo del inmueble desahuciado, dice vivir «enjaulada» en su casa sin poder abrir las ventanas por la presencia de las palomas. «He tenido que poner rejillas en las ventanas y aún así las palomas se han metido en mi casa», comenta. Y muestra varias fotografías en las que se observa una paloma dentro de su cuarto de baño y otra junto a una de las ventanas de su casa. Tampoco puede tender la ropa en el exterior porque asegura que las prendas se ensucian con los excrementos de las palomas y, además, aparecen pequeños insectos y larvas.

La presidenta de la comunidad manifiesta que ha realizado numerosas gestiones ante el Ayuntamiento, pero se queja de que no les han dado solución hasta la fecha. «En octubre pasado el Ayuntamiento me comunicó una propuesta para sellar y proceder a la limpieza y desinfección de la vivienda, pero esa intervención no se ha realizado», dice. «Estamos desesperados con las palomas. Pedimos que esto se solucione de una vez», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos