Cosas de la Ciudad

Reclaman más atención

Representantes de diversos colectivos de El Palo, ayer en el paseo marítimo de la barriada./
Representantes de diversos colectivos de El Palo, ayer en el paseo marítimo de la barriada.

Representantes de distintos colectivos piden más atención por parte del Ayuntamiento para atender los problemas de la barriada de El Palo

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Representantes de distintos colectivos de El Palo reclamaron ayer más atención por parte del Ayuntamiento para atender los problemas de la barriada y mostraron su desencanto por la labor realizada por el hasta ahora concejal del distrito, Julio Andrade, que cesará en este cometido próximamente, al considerar que no ha atendido las demandas de la barriada.

Rafael Caparrós, presidente de la Asociación de Vecinos Zona Popular de El Palo, mostró ayer las firmas que su asociación lleva recogidas para reprobar la actuación del edil saliente y reclamó más atención por parte de su sucesor en el cargo porque, según dijo, «nos hemos sentido abandonados».

Representantes de otros colectivos del barrio, como Antonia López, de la Asociación Mar Abierto, del Colectivo Paleño, así como del colectivo Rebalarte, organizaciones integradas en la Federación Regeneración de El Palo, denunciaron asimismo la situación de la barriada y se mostraron igualmente críticos con el edil.

José Enrique Martínez de la Ossa, del colectivo Rebalaje, enumeró los problemas más acuciantes, y citó entre ellos la contaminación producida por la actividad de la cementera incineradora de La Araña y el peligro que conlleva el paso de los camiones por las calles de El Palo, así como la ubicación en la barriada de las estaciones de bombeo de aguas residuales Gálica y Jaboneros, ésta última ubicada en zona verde. También se refirió a los vertidos de aguas fecales a las playas y a la mala calidad de la arena aportada, así como al deterioro del paseo marítimo de El Palo. Reclamó así mismo un plan especial para legalizar las casas de la barriada próximas al paseo marítimo.

La nevera, en la acera.
La nevera, en la acera.

Los representantes vecinales reclamaron también una solución definitiva para Antonia Segovia, una vecina de El Palo que que vive en la calle Corchuelo en una vivienda situada junto a un solar donde abunda la vegetación y las ratas, que asegura penetran en su vivienda pese a que tras la última denuncia realizada en octubre pasado se limpió el solar en cuestión.

Calle Bolivia: una barrera en forma de nevera

En la calle Bolivia, a la altura del número 37, hay una nevera abandonada que lleva allí más de dos semanas, según un vecino de la zona. Este ciudadano señala que «el desaprensivo» que la dejó en ese lugar la dejó de pie, pero indica que llegaron unos chatarreros que la tumbaron para quitarle las partes del motor para vender.

Se trata de un despropósito doble. Los electrodomésticos de gran tamaño como ese frigorífico no se pueden dejar en la calle, dando lugar a la contaminación y a la suciedad del entorno. Pero menos aún bajo un cartel que habla de eliminación de barreras... Hay que llevarlos al punto limpio fijo ubicado en el polígono Guadalhorce (calle Hermanas Bronte, 85). Otra cosa son los pequeños electrodomésticos, que tampoco hay que dejarlos en la calle, y para los que el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga dispone de un sistema itinerante de recogida selectiva para los barrios de puntos limpios móviles que se pueden consultar en este enlace .

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos