Palmeras que acechan un edificio en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso

Palmeras que acechan un edificio en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso
Cosas de la ciudad

«Debido a la fuerte inclinación que presentan constituyen todo un peligro», denuncian los vecinos del inmueble afectado, a la altura de la calle Idris

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Los vecinos de un edificio situado en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso, a la altura de la calle Idris, frente del chiringuito Picasso, están preocupados por la presencia cerca de sus viviendas de unas palmeras que están plantadas en unos setos en la vía pública. «Llevamos tiempo reclamando al Ayuntamiento que tenga en cuenta esta situación, pues ya no es solo que nos cause molestias, pues la presencia tan cerca de las palmeras a nuestras viviendas hace que tengamos que estar constantemente limpiando, sino que consideramos que debido a la fuerte inclinación que presentan constituyen todo un peligro», dice Antonio Pastor, uno de los afectados, quien da cuenta de que una de las palmeras ya invade el espacio de la comunidad de vecinos. «Todos mis vecinos han tenido que acristalar sus terrazas por la suciedad que provocan las palmeras. Pero lo peor es que los setos en los que se asientan están agrietados y en cualquier momento pueden romperse y caer los árboles, con las consecuencias que ello puede tener si se desploman sobre el edificio o sobre el paseo marítimo, con el enorme tránsito de vehículos que por aquí pasan», señala.

Este ciudadano lamenta que en los años que lleva reclamando al Ayuntamiento y a Parques y Jardines este asunto no se haya dado una solución al problema. «Vinieron una vez pero no resolvieron nada», indica. También se queja de la falta de mantenimiento en ese punto del paseo marítimo. «No hay más que ver los setos donde están asentadas estas enormes palmeras para comprobar el abandono de esta zona», dice señalando las hierbas, restos de hojas de palmeras y demás desechos que aparecen en los maceteros, algunos de ellos a punto de reventar por el grosor de los troncos de las palmeras, y uno que aparece sin árbol plantado. La existencia en la esquina con la calle Idris de un poste publicitario del Ayuntamiento que se encuentra deteriorado y que, según indica, es utilizado para que los perros orinen en él, es otro motivo de queja de los vecinos.

«Además de falta de atención y mantenimiento, pedimos una solución al problema que están creando estas palmeras junto a nuestras casas», dice este vecino a la espera de una respuesta.

Fotos

Vídeos