Padres del colegio Los Ángeles exigen a la Junta la retirada de un porche con amianto

Concentración de ayer mañana de padres y alumnos del colegio Los Ángeles. /Migue Fernández
Concentración de ayer mañana de padres y alumnos del colegio Los Ángeles. / Migue Fernández

Educación asegura que la obra estaba prevista para Navidad, pero no se puedo eliminar, y que se hará esta Semana Santa o como mucho, en verano

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Padres y alumnos del colegio de infantil y primaria Los Ángeles, situado entre el arroyo de Los Ángeles y La Rosaleda, han salido a la calle para exigir la retirada de un porche que contiene restos de amianto, un compuesto cancerígeno. La Delegación de Educación se comprometió a eliminar esta estructura en Navidad, pero surgieron problemas técnicos y no fue posible la obra. El AMPA del colegio convocó ayer una movilización a las puertas del centro, a la que se sumaron políticos del PP. Desde la Delegación de Educación se aseguró que se intentará intervenir en este centro esta misma Semana Santa, y que si no fuera posible, con seguridad la obra se realizará durante este verano.

La movilización de los padres del CEIP Los Ángeles coincidió con el anuncio por parte de la Consejería de nuevas inversiones en el plan para la retirada del amianto en centros educativos. En concreto, en la provincia se va a intervenir en 25 colegios e institutos, con una inversión de 1,7 millones de euros.

Los padres del colegio Los Ángeles han contado con el apoyo de políticos del Partido Popular, que les acompañaron en la concentración de ayer ante las puertas del centro. Acudieron la secretaria general del PP en Málaga, Patricia Navarro, la vicesecretaria de Acción Social, Ruth Sarabia, y la parlamentaria andaluza Mariví Romero. Navarro apoyó la demanda de los padres, y aseguró que este colegio debía haber estado entre las prioridades del plan de la Junta.

La presidenta del AMPA explicó que hace cinco años que vienen advirtiendo del peligro de este porche de uralita o fibrocemento, que contiene amianto, un material declarado cancerígeno. El año pasado volvió a desprenderse un trozo, y la dirección del centro se puso en contacto con la Junta solicitando su retirada. «Nos dijeron entonces que se retiraría en verano. Pero no fue así. Después nos aseguraron que la obra se realizaría esta pasada Navidad, pero unos días antes nos informan de que habían problemas técnicos y no sería posible. Confiábamos en esta pasada semana blanca, y parece que no llegaron los permisos», relató la presidenta del AMPA.

Respecto a la reclamación de los padres, desde la Delegación de Educación confirmaron que estaba previsto intervenir en Navidad, pero surgieron problemas con la empresa que tiene que hacer la obra. En toco caso, insistieron en que si fuera posible retirarán esta estructura de fibrocemento en estas fiestas de Semana Santa o, en todo casi, y con seguridad, este verano. Entre tanto, según la presidenta del AMPA, la estructura «sigue desprendiendo partículas tóxicas», y como única medida de seguridad se ha procedido al vallado de la zona, que además coincide con la puerta de entrada al centro, lo que obstaculiza el tránsito o las propias actividades educativas.

La movilización de los padres coincide con el anuncio por parte de la Consejería de Educación de nuevas actuaciones dentro del plan de eliminación del fibrocemento. De estas actuaciones se beneficiarán los más de 10.000 alumnos matriculados en estos centros, ubicados en Málaga capital, Algarrobo, Mijas, Vélez-Málaga, Antequera, Ronda, Casabermeja, Cártama y Fuengirola. Las 25 intervenciones previstas tienen un presupuesto de 1,7 millones de euros y se realizarán durante las vacaciones de verano. En la capital, está previsto intervenir en los colegios Jorge Guillén, Guadaljaire, Nuestra Señora de la Luz, Paulo Freire, Blas Infante, Salvador Rueda, Arturo Reyes y Prácticas nº 1. Y en los institutos Emilio Prados, Santa Rosa de Lima, El Palo y en el Conservatorio Superior de Música.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos