Un padre reclama a su hijo, al que no ve desde que la madre se trasladó con él a Italia en mayo

Un padre reclama a su hijo, al que no ve desde que la madre se trasladó con él a Italia en mayo

El progenitor ha llevado a cabo varias acciones para recuperar al pequeño

EUROPA PRESSMÁLAGA

Un joven de 23 años está reclamando en los juzgados malagueños la guarda y custodia y poder ver a su hijo que tiene algo menos de un año en estos momentos, con el que, según ha denunciado, no está desde que la madre se trasladó a Italia con el pequeño hace ahora seis meses, "sin previo aviso", según el demandante.

Fernando, de nacionalidad italiana pero cuya familia está afincada en la capital, conoció a la que era su pareja y madre del pequeño en Italia, país de donde también es ella. Tras un tiempo allí, y estando ella embarazada, ha explicado, se trasladaron y comenzaron a convivir en mayo de 2016 en Málaga, porque, ha señalado el padre, "aquí teníamos más respaldo y estabilidad familiar por mi parte para que el niño estuviera mejor".

El pequeño nació en noviembre de 2016 en la capital malagueña, donde, según ha indicado Fernando en declaraciones a Europa Press, él y su pareja decidieron "montar un negocio" y donde convivieron, aunque a principios de mayo la relación se terminó, comenzando entonces conversaciones con abogados para llegar a un convenio regulador, que no se alcanzó ya que "ella se negaba a todo".

Según ha señalado, el 17 de mayo "yo les estaba esperando en el centro de salud y me llegó un mensaje diciendo que no estaba en España y que si quería ver al niño estaban en tal dirección de Italia", según el padre, que no ha viajado a dicho país porque sus abogados le han recomendado que no lo haga hasta que haya seguridad jurídica respecto a poder estar con el menor.

Desde el momento en que la madre se trasladó con el pequeño a Italia, tanto Fernando como sus padres, a través de los letrados Juan Pedro Rojano y Alejandro García Ferrández, de Rojano Vera Abogados, han llevado a cabo varias acciones para recuperar al pequeño "porque yo quiero ver y poder vivir a mi hijo", ha indicado el padre.

Según los abogados, en primer lugar se remitió a Italia una petición de restitución del menor, tramitada a través de los ministerios de Justicia, fijándose una vista allí para el próximo 23 de noviembre, según los letrados; y, al mismo tiempo, se presentó una demanda, en la que reclama la guarda y custodia del niño para el padre para "garantizar la estabilidad" del mismo, según consta en el documento, en el que se insiste en que "la residencia familiar -del menor- está en Málaga".

El Juzgado de Instancia número 6 de la capital se ha declarado competente "para conocer la regulación de las relaciones paterno-filiales" respecto del niño, de nacionalidad italiana, pero que "ha tenido su residencia habitual en esta ciudad de Málaga" hasta que la madre se traslada a Italia, según consta en un auto, al que ha tenido acceso Europa Press. Este proceso está en trámite de comunicarle a ella la demanda, han indicado los abogados.

Pero, han asegurado, la madre también presentó en Italia otra demanda de custodia, "aunque posterior", y el Tribunal de Rávena "ha sido más rápido", ha lamentado el letrado Juan Pedro Rojano, quien ha indicado que en ese procedimiento "han determinado una custodia provisional para ella" y han fijado una vista para el 10 de abril del próximo año.

En este sentido, Rojano ha incidido en que "nosotros fuimos los primeros en actuar, porque presentamos la demanda antes", por lo que ha pedido "al menos el mismo nivel de celeridad que los juzgados italianos y que actúen". Los letrados han asegurado que seguirán defendiendo que el procedimiento "tiene que verse en Málaga por competencia" y no entienden "por qué el juzgado italiano no ha suspendido su tramitación".

La representación legal del padre también presentó en junio una denuncia por una presunta sustracción de menores, por haberse llevado la madre al pequeño "sin consentimiento" del progenitor, según los abogados; un escrito que correspondió al Juzgado de Instrucción número 6, que se inhibió a favor del Juzgado de Violencia al haber una denuncia de la mujer contra el hombre, presentada antes de irse. Se fijó una vista por un delito leve de vejaciones "a la que ella no compareció por falta de notificación", según los abogados.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, ante la imposibilidad de localizar a la mujer, la jueza decidió el pasado 26 de octubre el sobreseimiento provisional y archivo de la causa por el delito leve de vejaciones.

Los letrados han indicado que Fernando "está pidiendo no sólo derechos sino obligaciones" y han señalado que ahora mismo está "alienado como padre" y "haciendo un esfuerzo económico él y su familia para recuperar al niño". En este sentido, el progenitor ha asegurado que asumió su responsabilidad "desde el momento en el que supo que iba a tener un hijo".

La madre, preguntada por Europa Press sobre su versión, ha preferido no comentar los hechos, tan solo señalar que no son así y que en el juzgado pertinente lo demostrará "cuando sea legalmente notificada". Entiende que su expareja debería haber comparecido en el juzgado -italiano- para alegar lo que creía pertinente, "ya que fue notificado y no compareció", apuntando que tratándose de un menor el tema debería resolverse sólo "de forma legal".

Temas

Sucesos

Fotos

Vídeos