Paco de la Torre, sí: la trayectoria del alcalde de Málaga

En la primavera de 2000, Villalobos fue nombrada ministra y De la Torre le sustituyó en la Alcaldía./SUR
En la primavera de 2000, Villalobos fue nombrada ministra y De la Torre le sustituyó en la Alcaldía. / SUR

El alcalde deberá hacer valer en las urnas su marca personal en unos momentos de desgaste para el PP

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El 13 de junio de 2015, Francisco de la Torre se convirtió en el alcalde de la principal ciudad gobernada por el PP en España. En las elecciones municipales de ese año, los populares perdieron la vara de mando en capitales como Valencia, Madrid o Sevilla. Ante aquella cita con las urnas y unas siglas del PP a la baja por el auge de los nuevos partidos y el pago del tributo de las medidas impopulares adoptadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, la campaña electoral se basó en la figura del alcalde con el lema ‘Paco de la Torre, sí’. Málaga, a pesar de perder la mayoría absoluta, quedó como el último gran reducto de los populares.

Ahora, cara a los comicios locales de junio de 2019, el PPse vuelve a encomendar a quien ha sido uno de sus principales activos en los últimos años: De la Torre. El alcalde de Málaga deberá hacer valer en las urnas su marca personal en unos momentos de desgaste para las siglas del PP. Las encuestas vaticinan un auge de Ciudadanos en las grandes ciudades y aunque en las filas populares el objetivo primigenio al inicio de este mandato municipal era que hubiera sido el último del actual regidor, el escenario político, con un voto volátil e impredecible, les ha llevado a buscar –como hacen los inversores en la Bolsa ante las turbulencias financieras– un valor seguro antes que probar con un candidato nuevo, según sostuvieron algunas fuentes.

Pero, según añadieron las fuentes, el actual regidor se juega bastante en esta tesitura electoral porque ya en 2015, con una campaña personificada en su figura, perdió hasta seis concejales en la Casona del Parque y tuvo que arremangarse en las negociaciones para lograr el apoyo del grupo de Ciudadanos liderado por Juan Cassá. El portavoz naranja está dejando en los últimos tiempos abierta la puerta a buscar nuevas alianzas post-electorales tras los comicios de 2019.

Francisco de la Torre llegó a la Alcaldía de Málaga el 4 de mayo de 2000 en sustitución de Celia Villalobos, que había sido nombrada ministra de Sanidad. El nuevo regidor, que desde 1995 había ocupado la primera tenencia de Alcaldía y gestionado el área de Urbanismo, se encontró con un equipo de gobierno con una amplia mayoría absoluta formado por 19 concejales y el respaldo del 129.811 votos.

De la Torre tuvo tres años para profundizar en la gestión como cabeza visible del Ayuntamiento y en ganarse la confianza de los ciudadanos –hasta entonces lo habían visto como un político distante–. Cuando encabezó por primera vez la candidatura del PP a la Alcaldía, en 2003, el alcalde perdió dos concejales y unos 9.000 votos respecto a los logrados por Villalobos en 1999.

En los comicios de 2007 se mantuvo el ‘statu quo’ en la Casona del Parque y el PP, con De la Torre a la cabeza, mantuvo los diecisiete ediles y aunque volvió a perder en número de votos absolutos, porcentualmente subió.

Su mejor resultado electoral lo obtuvo en 2011, con un PP al alza en toda España ante el desmoronamiento del PSOE y el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, a consecuencia de los efectos de la crisis económica y los primeros recortes. Ese año, el PP volvió a la cifra récord de los 19 concejales y subió en votos. Cuatro años después, con un escenario electoral distinto y a pesar de basar la campaña en su figura, De la Torre y los populares ganaron los comicios pero perdieron la mayoría absoluta. Es más, cuando el escrutinio estaba al 80%, el PP sólo tenía doce ediles mientras que el resto de grupos sumaban en conjunto una mayoría absoluta que podría haberles arrebatado la vara de mando. El alcalde y su partido no respiraron tranquilos hasta lograr el decimotercer edil, lo que les dio margen para pactar con Ciudadanos. Ahora Francisco de la Torre y el PP tienen ante sí un importante reto electoral.

Los datos electorales del alcalde

Municipales de 2003
Votos: 120.302 (49,13%). Concejales: 17. Resto de la corporación: PSOE (doce ediles) e IU (dos).Gobierno: PP. Mayoría absoluta.
Municipales de 2007
Votos: 111.761 (51,03%). Concejales: 17. Resto de la corporación: PSOE (doce ediles) e IU (dos). Gobierno: PP. Mayoría absoluta
Municipales de 2011
Votos: 123.655 (53,46%). Concejales: 19. Resto de la corporación: PSOE (nueve ediles) e IU (tres). Gobierno: PP. Mayoría absoluta.
Municipales de 2015
Votos: 83.353 (36,47%). Concejales: 13. Resto de la corporación: PSOE (nueve ediles), Málaga Ahora (cuatro), Ciudadanos (tres) e IU (dos). Gobierno: PP. En minoría gracias a un acuerdo de investidura con Ciudadanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos