Una organización de defensa del patrimonio recomienda renunciar a la torre del Puerto por su “impacto irreversible”

Una organización de defensa del patrimonio recomienda renunciar a la torre del Puerto por su “impacto irreversible”

El informe ha sido elaborado por Icomos, el grupo que ya alegó en contra de la torre Pelli de Sevilla, a petición de la plataforma contra el hotel

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, conocido como Icomos, es una organización no gubernamental integrada por investigadores y profesores especialistas en la protección del patrimonio, y que asesora a la Unesco. La plataforma ‘Defendamos nuestro horizonte’ le pidió a principios del año pasado que valorara el proyecto del hotel previsto en el Dique de Levante, tal y como en su día hizo con la torre Pelli de Sevilla, que recibió una valoración negativa. Lo mismo acaba de hacer con la propuesta para el Puerto de Málaga. En su informe, que la entidad ha hecho público esta mañana, los responsables, en su mayoría profesores universitarios, recomiendan “renunciar al hotel-rascacielos”. Esta recomendación se fundamenta en el “impacto irreversible por la naturaleza permanente de la edificación”, tanto en el paisaje patrimonia de Málaga como en su puerto.

A juicio de los firmantes, en ambos casos, tanto desde el punto de vista visual y objetivo, como desde el subjetivo y simbólico, “el impacto degradaría la imagen y los excepcionales valores paisajísticos de la ciudad, y muy particularmente los patrimoniales”. Icomos no se opone a que haya otro tipo de construcciones en la plataforma del dique de Levante, siempre que contenga una reflexión seria y en profundidad de los paisajes a los que afectaría. Así, aboga por que se valore este tipo de proyectos en función de su aportación al paisaje, y que se adapte a la escala propia del lugar, que viene determinada por la Farola, “u hito fundamental en el paisaje e imaginario social de Málaga”. Al tiempo, rechaza que se tomen como referencia los edificios de La Malagueta, que considera “el resultado de una mala praxis urbanística”.

Por último, recomienda desarrollar por parte de las instituciones, especialmente la Delegación de Cultura de la Junta y el Ayuntamiento, un análisis detallado sobre el paisaje patrimonial de la ciudad, con estrategias para su protección, así como “identificar las áreas de mayor fragilidad paisajística desde el punto de vista patrimonial”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos