La oposición ve crisis de gobierno detrás del modelo de Limasa

El último pleno ordinario del curso político.
El último pleno ordinario del curso político. / P. R. Q.

Le piden al alcalde «determinación» para no demorar más la privatización o municipalización de la empresa de basuras

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

El último pleno del curso político, antes del aciago mes de agosto, se centró una vez más, en la mal traída y llevada Limasa. Las tres iniciativas que llevaban el PSOE, Málaga Ahora y Ciudadanos conminando al alcalde Francisco de la Torre para que decida de una vez por todas el futuro de la empresa de basuras, (que el regidor ha vuelto a posponer a septiembre), acabaron en un debate que propició la oposición, que achacó a una crisis de gobierno dentro del PP esta indecisión sobre esta empresa, cuyo contrato lleva ya un año prorrogado. Tanto el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, como el líder de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla; y la edil socialista Begoña Medina, echaban leña al fuego por la tardanza y hacían ver que Jiménez se había posicionado de nuevo, con sus declaraciones, a favor de una empresa privada y que el contrato se divida en lotes por especialización; mientras que De la Torre se había decantado en las últimas ocasiones por el modelo de municipalización. «Si su concejal delegado está con Ciudadanos, usted puede contar con nosotros», le decía Zorrilla. Cassá le demandaba a De la Torre «determinación», y Medina incidía en que se «trata de un problema de personalidad múltiple en el PP».

El concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, se defendía con los mismos argumentos que usara anteayer el regidor, explicando que aún les faltaban informes internos que habían pedido, y que debían analizar antes de tomar una decisión sobre qué tipo de empresa será Limasa. No obstante, se aprobó por unanimidad y por dos veces (sendas mociones de Málaga Ahora y Ciudadanos) que se inste al equipo de gobierno a no demorar más la decisión sobre el modelo de la empresa de basuras. Pudiera ser, excepcionalmente, –aunque nadie lo espera– que el alcalde tome la decisión en estos últimos días de julio, como comentó; después para él agosto era inhábil, y finalmente pospuso la decisión a septiembre. Así que la puesta en marcha unánime de este punto parece que aún tendrá que esperar.

También se pusieron de acuerdo por unanimidad para que se presten correctamente los servicios de limpieza durante feria, momento en el que Jiménez dijo que puesto que los empleados fijos han decidido no trabajar ni festivos ni fines de semana, algo que pueden hacer voluntariamente, que iban a empezar a poner anuncios en prensa para cumplir este tarea y que Málaga esté limpia en feria. Mientras, la banda sonora de las protestas la ponían los conductores de Limasa, a los que De la Torre mandó a callar varias veces.

El portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, trabajó en esta sesión su tono conciliador consiguiendo que dos de sus tres mociones se elevaran a institucional (unanimidad), una para mejorar el conjunto monumental de la Alcazaba y Gibralfaro, y otra, para rechazar una posible apertura de un centro de internamiento de extranjeros (CIE)en Málaga.

Una buena representación de niños y mayores del club Atlético Carranque coparon la sillería para pedir, a través de una iniciativa de la edil popular Teresa Porras, que el solar de la Junta en la calle Herrera Oria, 38, se convierta un campo de fútbol, aunque lo compartan con una guardería. Tras la aprobación cantaban con entusiasmo lo que parecía ser su himno alegrando los pasillos.

El nuevo contrato de Parques y Jardines, que estaba en suspensión cautelar por una demanda que realizó el grupo municipal Málaga Ahora, ha sido levantada por el juez, como explicó ayer en el pleno municipal el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez.

Jiménez afirmó a este periódico que por fin podrá entrar la nueva contrata de zonas verdes a funcionar, por lo que dejará de prorrogarse la anterior concesión. De tal forma, las nuevas empresas entrarán a trabajar, como máximo, en el plazo de un mes, como aseguró el edil de Medio Ambiente. El nuevo concurso fue adjudicado el pasado mes de febrero a cinco firmas: Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), Conacon, Perica Obras y Servicios, Contenur y Covico 2015. Esta licitación es para los próximos cuatro años, y cada una de las empresas ha accedido a uno de los cinco contratos.

El contrato global asciende a 49,8 euros por cuatro años que tendrá vigor, lo que viene a ser una inversión anual de 12,4 millones de euros. Tal y como afirmó en su día el equipo de gobierno del PP, la suspensión de contrato habría afectado a la adecuación y mantenimiento del campamento Benítez para su uso como parque, así que sólo queda por ver cómo influye esta medida en la mejora de este espacio, que se abrió al público la semana pasada.

Fotos

Vídeos