«Ha sido la oportunidad de demostrar lo que aprendimos en la facultad»

Las autoridades, con algunos de los beneficiarios del plan de empleo y empresarios. /Francis Silva
Las autoridades, con algunos de los beneficiarios del plan de empleo y empresarios. / Francis Silva

Los jóvenes graduados valoran el plan de empleo de la Diputación, que ha permitido 83 contratos

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Necesitaban una oportunidad, y la han tenido. Ha sido la ocasión que esperaban para demostrar sus cualidades, sus capacidades, sus ganas de trabajar. Y para poner en práctica lo que han estudiado durante años en sus respectivas facultades. Los graduados universitarios que se han beneficiado del plan Primera Oportunidad de la Diputación recibieron ayer los diplomas que certifican su participación en este plan de empleo, en un acto que estuvo presidido por la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Miguel Ángel Martín Guerra, graduado en Márketing, ha conseguido gracias a este plan un contrato de un año en Maskom, hasta el mes de mayo. Agradecía la posibilidad de «adquirir experiencia y de desarrollarnos profesionalmente». Considera que entre el mundo universitario y el laboral «hay una importante brecha», por lo que entiende que este tipo de iniciativas son «esenciales» para promover un acercamiento entre la teoría que se estudia y la realidad del mercado laboral. Ayer se mostraba «optimista» y cree que la empresa contará con él cuando en mayo acabe este contrato subvencionado. «Estoy muy agradecido, a la empresa que ha confiado en mí y a las instituciones que han hecho posible que pueda demostrar mis conocimientos», comentó momentos antes del acto. En Administración y Dirección de Empresas se graduó María Dolores Ruiz Sánchez. Acudió al auditorio Edgar Neville con el gerente de la empresa que la ha contratado por un año, Integragest, ya que el acto fue un reconocimiento tanto a los empresarios como a los graduados universitarios. La experiencia, según María Dolores, ha sido «genial». Comentó que al principio le costó adaptarse a la empresa, ya que llegaba con muchos conocimientos teóricos pero poca práctica. «Me han ayudado mucho, y estoy muy agradecida». Carlos Rodríguez, gerente de Integragest, indicó que supo de este plan «por SUR, y me pareció una iniciativa muy interesante» para empresas que, como la suya, tienen dificultades para asumir el coste que supone un nuevo trabajador. Laura Rohales, estudiante de Turismo, coincidió en que «ha sido una gran oportunidad de mostrar lo aprendido en la carrera y de adquirir nuevas competencias».

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, especificó los resultados de esta primera edición del plan: 83 jóvenes contratados en 65 empresas de la provincia, 48 mujeres y 35 hombres. Anunció también un incremento del presupuesto, en un 11%, con lo que se espera llegar al centenar de contratos. El rector de la UMA, José Ángel Narváez, agradeció la confianza mostrada por las instituciones y llamó a los empresarios a «creer que el conocimiento es una herramienta para el desarrollo, la innovación y el crecimiento». El presidente de la Confederación de Empresarios de Málaga, Javier González de Lara, aseguró que los jóvenes titulados «están muy bien preparados y cualificados» y que un contrato «es la mejor manera de dignificar un trabajo». La ministra calificó el programa de «vanguardista» e invitó a que se exporte a otras provincias, porque «tenemos un talento joven excepcional, pero con dificultades para incorporarse al mercado de trabajo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos