Los okupas vuelven a la playa de los Baños del Carmen ante el estado de abandono de la zona

La Policía Local volvió a desalojar ayer la zona del antiguo ‘camping’. /Fernando González
La Policía Local volvió a desalojar ayer la zona del antiguo ‘camping’. / Fernando González

La Policía Local desaloja a un grupo de indigentes y a otro de ‘hippies’ alemanes que llevaban instalados al menos una semana en el paraje de los eucaliptos

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Alejandro se mantiene sentado y acariciando a su perro durante toda la intervención. Dice que ha cambiado la heroína por «el alcohol barato, las drogas blandas y las mujeres duras». Durmió durante meses en el soportal del antiguo cine Astoria, en la plaza de la Merced, y se quitaba el frío con más de lo de antes. Conoce tan bien ese sitio que pide que cuando hagan alguna obra allí lo contraten de vigilante privado. Ya tuvo este oficio cuando llegó a Málaga desde Zaragoza.

Noticias relacionadas

Después de que el Ayuntamiento tapiara ese espacio, estuvo durmiendo en la calle, «por muchos sitios». No quiere ir a un albergue porque no le dejan entrar con el perro, y se niega a dejarlo atado en la puerta. «Tampoco le dejan entrar con el alcohol y la droga», apunta uno de los policías que participa en el operativo. Hace unos días recaló en la playa de los Baños del Carmen, en el paraje de los eucaliptos que una vez fue un ‘camping’, y que permanece abandonado desde hace décadas por un conflicto institucional interminable. Ayer fue desalojado del ‘chambao’ que habían montado con mantas y lonas entre los árboles, donde estaba junto a otro compañero, también español y que estaba indocumentado. Mientras, en la esquina trasera del edificio del astillero Nereo, un grupo de ‘hippies’ alemanes se habían instalado con hamacas. Dijeron que habían venido de vacaciones y no sabían que no se pudiera acampar allí.

La Policía Local desmanteló ayer un nuevo asentamiento de okupas en el paraje, que según los vecinos y comerciantes de la zona llegaron a ser casi una veintena durante el pasado fin de semana. De hecho, el domingo se produjo un incidente en la zona, cuando uno de los congregados (uno de los extranjeros)tuvo que ser atendido por los servicios sanitarios ante el estado de embriaguez en el que se encontraba, y se produjo un altercado sin mayores consecuencias.

José Luis Ramos, uno de los socios del restaurante del balneario de los Baños del Carmen, denunció que llevan al menos diez días tratando de evitar los asentamientos mediante su personal, que ha tenido choques con los okupas. Además, puso de relieve que algunos de estos habían intentado hacer enganches ilegales de electricidad desde sus cuadros eléctricos. Cabe recordar que en la actualidad los concesionarios lo son también del antiguo ‘camping’.

El precedente de 2012

En octubre de 2012 se produjo un desalojo masivo de personas –en su mayoría inmigrantes e indigentes– que llevaban años instaladas en los eucaliptos, en un operativo de Policía Local y Nacional, Bomberos, Servicios Operativos y operarios de Limasa. Los vecinos habían denunciado en numerosas ocasiones los conatos de incendio, porque hacían hogueras; así como los altercados y los ruidos de madrugada.

Desde entonces, se han producido algunos intentos de okupación, que han sido controlados por las fuerzas de seguridad y el personal de la concesionaria, como ha vuelto a ocurrir en esta ocasión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos