La obra de la calle San Juan se demora al cambiar Urbanismo las piedras para el suelo

Imagen de archivo de calle San Juan.
Imagen de archivo de calle San Juan. / SUR

El Ayuntamiento empleará para una parte mármol crema ámbar flameado en vez del gris previsto inicialmente en el proyecto

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

En los días siguientes a la pasada feria de agosto debería haber comenzado la obra proyectada por el Ayuntamiento para renovar el pavimento de la céntrica calle San Juan. Sin embargo, la actuación, que está contratada con una constructora desde el pasado mes de enero, ha vuelto a demorarse porque la Gerencia Municipal de Urbanismo ha optado por cambiar parte del tipo de piedra que va a emplear para el suelo, una variación que requiere el visto bueno previo de la delegación provincial de la Consejería de Cultura, que todavía no se ha producido. El concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, explicó que finalmente se ha decidido aplicar en algunas zonas un pavimento de mármol crema ámbar flameado, que es el mismo que se ha utilizado para otras vías del casco antiguo como el paseo del Parque y la calle Alcazabilla. «De esta forma le damos al Centro un carácter de unidad estética», apuntó Pomares, quien apuntó que este cambio ha sido consensuado con los vecinos y comerciantes del entorno y «lo ven bien». Inicialmente, el proyecto preveía usar para la totalidad del nuevo suelo baldosas de tono gris en diferentes formatos, en función del tramo de la calle.

La variación requiere el visto bueno de la Consejería de Cultura, que la abordará mañana

Esta variación, al igual que sucedió con el proyecto en su conjunto, requiere el visto bueno de la comisión de patrimonio de la delegación de Cultura, que todavía no lo autorizado. Según pudo conocer este periódico, está previsto que el asunto se resuelva mañana en una sesión de la citada comisión. Desde Urbanismo apuntaron que el expediente se envió a Cultura en junio. La obra para renovar el pavimento de la calle San Juan está adjudicada por Urbanismo desde el 29 de diciembre del año pasado a Emin, Obras y Servicios, por un importe de 329.287 euros. Esta empresa ha aceptado el cambio de materiales. Sin embargo, el inicio de los trabajos se ha ido demorando desde entonces. En marzo, el concejal de Ordenación del Territorio explicó que se había decidido posponerla hasta después de la feria para no perjudicar a la Semana Santa ni a las ventas del verano. Para su realización se ha previsto un plazo de ejecución de tres meses, por lo que es posible que su desarrollo termine interfiriendo con la campaña navideña de compras.

La calle San Juan es una vía peatonal de unos 230 metros de longitud que, antiguamente, se denominó calle del Mar y después adoptó el nombre de la iglesia que acoge en su trazado. Urbanismo reconoce en el expediente que ha servido para contratar esta obra que su pavimento de pizarra «se encuentra muy deteriorado con resaltes entre las losas y multitud de piezas rotas».

Las obras también servirán para sustituir un tramo de la red de saneamiento subterránea, en concreto un colector que comienza en la intersección con la calle Cisneros y llega hasta Cinco Bolas. Asimismo, el Ayuntamiento aprovechará para renovar las infraestructuras soterradas de telefonía, lo que servirá para suprimir algunos tendidos de cables. El proyecto prevé mantener las «condiciones mínimas de viabilidad y accesibilidad, tanto a comercios como a viviendas», y la vigilancia arqueológica para las excavaciones por si aparecieran restos.

Fotos

Vídeos