El obispo nombra dos nuevos vicarios generales para la diócesis de Málaga

José Sánchez Herrera y Antonio Coronado./SUR
José Sánchez Herrera y Antonio Coronado. / SUR

José Ferrary deja el cargo al que accedió hace cinco años y su labor será desarrollada a partir de ahora por los sacerdotes Antonio Coronado y José Sánchez Herrera

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El sacerdote José Ferrary Ojeda deja la vicaría general de la diócesis de Málaga, a la que accedió en noviembre de 2012. El también párroco de la iglesia de la Virgen Milagrosa y San Dámaso Papa será reemplazado en su labor por dos sacerdotes a los que el obispo, Jesús Catalá, ha designado como nuevos vicarios generales para la diócesis. Se trata de Antonio Coronado, que hasta la fecha ha desempeñado los cargos de vicario judicial, vicario para el laicado asociado, delegado de Hermandades y Cofradías, y párroco de Santo Domingo en Málaga; y de José Antonio Sánchez Herrera, que es presidente de la Fundación Santa María de la Victoria, y párroco de la iglesia del Corpus Christi de Pedregalejo.

José Ferrary, que fue nombrado vicario general para reemplazar al sacerdote ya fallecido Alfonso Fernández-Casamayor, volverá a asumir la Vicaría Judicial de la diócesis.

José Ferrary Ojeda en una imagen de archivo.
José Ferrary Ojeda en una imagen de archivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos