Nuevos fármacos permiten al sistema inmune del paciente combatir el cáncer

El oncólogo Emilio Alba y el inmunólogo Fernando Fariñas./SUR
El oncólogo Emilio Alba y el inmunólogo Fernando Fariñas. / SUR

El oncólogo Emilio Alba y el inmunólogo Fernando Fariñas hablarán hoy en el Aula de Cultura de SUR sobre la cura interior de los tumores

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Una de las dificultades a las que se enfrentan los médicos para combatir el cáncer está en la habilidad de las células tumorales para hacerse invisibles ante el sistema imunológico de los pacientes. Ese hecho impide que el organismo de enfermo se dé cuenta del peligro que corre y ataque a esas células y las elimine. Para revertir la situación, la medicina ha encontrado un gran aliado en la inmunoterapia. Gracias a ella, se administran a los enfermos unos fármacos eficaces que favorecen que el sistema inmune de los pacientes reaccione a tiempo, descubra a las células cancerígenas y las elimine.

Este asunto se abordará esta tarde en el Aula de Cultura de SUR, con la intervención del director de la unidad intercentros de oncología de los hospitales públicos de Málaga y catedrático de oncología de la Universidad malagueña (UMA), Emilio Alba, y el director del Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas, Fernando Fariñas. El título de la charla en la que ambos especialistas participarán es:'Inmunología y cáncer: la cura interior'. El acto, organizado por el Aula de Cultura de SUR con la colaboración de la Obra Social La Caixa, se celebrará en el auditorio del Museo Carmen Thyssen Málaga, situado en la calle Compañía, 10, a partir de las siete y media de la tarde. La asistencia es libre hasta completar el aforo. El coloquio lo moderará el director del Aula de Cultura de SUR, Pablo Aranda.

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones provocadas por las bacterias y los virus. Mediante una reacción bien organizada, el sistema inmune ataca y destruye los organismos infecciosos que lo invaden. Estos cuerpos extraños se llaman antígenos. En el caso de las células cancerígenas, el problema es que son capaces de pasar inadvertidas, ya que se enmascaran para que la defensa natural del cuerpo no las reconozca como enemigas.

Aula de Cultura de SUR

Participantes.
El oncólogo Emilio Alba y el inmunólogo Fernando Fariñas ofrecerán esta tarde la charla 'Inmunidad y cáncer': la cura interior'. Organiza el Aula de Cultura de SUR con la colaboración de la Obra Social La Caixa.
Lugar.
El acto se celebrará en el auditorio del Museo Carmen Thyssen Málaga, situado en la calle Compañía, 10, a partir de las 19.30 horas. La entrada a la charla es libre hasta completar el aforo.

El doctor Alba explicó ayer a este periódico que los fármacos inmunoterápicos ofrecen la ventaja de que los linfocitos T del sistema inmune del paciente vean a las células tumorales y las consideren como algo extraño, por lo que las atacan y las matan. «La inmunoterapia está dando buenos resultados en el melanoma (cáncer de piel más agresivo), el tumor de pulmón, la enfermedad de Hodgkin (cáncer del sistema linfático), los cánceres de riñón y de vejiga y en algunos tumores de cabeza y cuello», puso de manifiesto el director de la unidad de oncología de los hospitales públicos del SAS en Málaga. 

Respecto a las dos grandes vías de investigación abiertas para hacer frente al cáncer, Emilio Alba mencionó a la inmunoterapia y a la conocida como medicina de precisión, que consiste en analizar los tumores genómicamente y aplicar a los enfermos tratamientos a la carta. Igualmente, se refirió a las vacunas específicas contra algunos cánceres que están en línea de investigación, en unos casos, y aprobadas en otros.

Entrenar a los linfocitos T

Un tratamiento que abre un horizonte de esperanza para luchar contra los cánceres hematológicos pasa por extraer linfocitos T del paciente, entrenarlos y multiplicarlos en el laboratorio para, posteriormente, volver a meterlos a través de una vía en el organismo del enfermo con la finalidad de eliminar las células tumorales. Ese sistema se denomina CAR-T, indicó el doctor Alba. El oncólogo añadió que los tumores hematológicos tienen en su membrana el antígeno CD19, que es el que sufre el ataque de los linfocitos T entrenados en el laboratorio. Este tratamiento, que es muy selectivo y costoso, aún no se aplica en España, aunque van a empezar a ponerse en marcha estudios por investigadores españoles.

Otro reto a abordar es conseguir que los fármacos que se dan con la inmunoterapia tengan eficacia contra los tumores de próstata y de mama, algo que en estos momentos no ocurre. «La inmunoterapia permite estimular defensas internas del paciente para que combatan la enfermedad al hacer visibles las células cancerígenas, que reciben el ataque de los linfocitos T», precisó el doctor Alba. Este experto dijo que, aunque en menor grado que la quimioterapia, la inmunoterapia también provoca efectos secundarios.

Temas

Cáncer

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos