Cosas de la Ciudad

Nueva rotura peligrosa

El tramo de la barandilla rota aparece cubierto con unas vallas y cinta de la Policía Local./
El tramo de la barandilla rota aparece cubierto con unas vallas y cinta de la Policía Local.

Un tramo de la barandilla que hay en la calle San Vicente de Paúl en su punto más cercano con Marcos de Obregón aparece de nuevo rota desde hace días

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAYMálaga

Un tramo de la barandilla que hay en la calle San Vicente de Paúl en su punto más cercano con Marcos de Obregón aparece de nuevo rota desde hace días, según advierte un vecino. Hace unos meses se rompió otro tramo de la misma estructura metálica, por lo que los vecinos reclamaron que fuera reparada cuanto antes para evitar accidentes como el registrado en Marbella a primeros de año, cuando un niño se coló por el hueco de una barandilla rota y falleció a consecuencia de la caída y posterior impacto.

La barandilla de la calle San Vicente de Paúl aparece rota por diversos puntos. El suelo sobre el que se asienta presenta igualmente serios desperfectos, lo que hace suponer que haya sufrido el impacto de algún vehículo en algún accidente reciente. Sobre la barandilla rota aparecen colocada unas vallas metálicas amarillas que se supone se han puesto allí mientras tanto es reparada. También hay cinta plástica de la Policía Local marcando el perímetro donde el vallado está deteriorado. Vecinos de la zona señalan que convendría que fuera reparada cuanto antes, pues esa barandilla da a los aparcamientos de un edificio y la altura desde la calle a ellos es considerable. El tramo de la baranda rota está situada, además, justo delante de un paso de peatones, por lo que se encuentra en un punto en el que el paso de transeúntes es habitual, y entre ellos el de muchos menores.

Valla derribada.
Valla derribada. / SUR

Plaza de olletas. Retiran una valla derribada por un coche

Un tramo de valla que había sido derribada por un vehículo fue retirado ayer de la plaza de Olletas tras permanecer varios días junto a la zona de columpios de los pequeños, por lo que los vecinos habían advertido que constituía un peligro para los niños al quedar al aire los tornillos y demás elementos metálicos de la estructura. El accidente ocurrió en la madrugada del lunes de la semana pasada, cuando un vehículo chocó contra la valla que rodea un tramo de la calle Periodista Juanito Cortés, según manifestaron ayer los propios vecinos a este periódico. Los restos de aceite dejados por el vehículo accidentado se podían apreciar todavía ayer en la acera a escasos metros de un bar de la zona que está ubicado entre la calle Toquero y Periodista Juanito Cortés, muchos de cuyos clientes suelen permanecer en el exterior del local, aunque cuando se produjo el accidente el local ya estaba cerrado.

Fotos

Vídeos