La noria del Puerto reducirá las cabinas a la mitad para ahorrar costes

Panóramica del recinto portuario desde una de las cabinas de la noria. / Fernando González

La empresa concesionaria defiende que con 21 cabinas los turistas tendrán mejor visibilidad y supondrá un menor impacto para los vecinos

IGNACIO LILLOMálaga

La noria del Puerto se someterá en las próximas semanas a la primera gran reforma desde que echó a andar, hace ya casi dos años. La clave del proyecto consiste en reducir las cabinas a la mitad, de manera que, de las 42 actuales, se pasará a 21. Con todo, la atracción seguirá teniendo una capacidad muy por encima de la demanda: si en estos momentos podría recibir a unos mil turistas cada hora, tras el cambio de configuración pasará a dar cabida a un máximo de 500 (cada 60 minutos), según los datos aportados por la empresa concesionaria, Mederyt.

Existen varias razones que justifican este cambio, según explica Santi Sardá, responsable de la atracción. De una parte, el empresario hace especial hincapié en que la visibilidad de los visitantes ganará, pues ya no tendrán otra cabina junto a la suya. De esta manera, la panorámica será más transparente en todas las direcciones durante los 15 minutos (tres vueltas) que dura el paseo.

Más información

Sardá tampoco esconde que ello supondrá además una rebaja notable del peso y por tanto, un ahorro energético, además de otros costes, como el de limpieza. Como ventaja, también pone de relieve el menor impacto visual que la noria tendrá para los vecinos de Muelle de Heredia cuando esté reformada, y añade que reducirá la contaminación lumínica.

Las 21 cabinas que se retiren ahora se van a reutilizar para una nueva atracción que la empresa ha proyectado en Zaragoza. El empresario asegura que están teniendo buenos resultados en Málaga, donde de hecho pretenden continuar con un proyecto definitivo; por lo que alega que estos cambios se deben a la posibilidad de ofrecer un mejor servicio, con menos impacto y costes más sostenibles. Para que esto sea posible, será necesario instalar un nuevo tipo de soporte de las cabinas, aunque ello no afectará a los elementos principales de la máquina. Por último, el proyecto contempla la instalación de unos proyectores de luz entre las cabinas para mejorar su iluminación.

La concesionaria asegura que está teniendo buenos resultados en Málaga y pretende continuar

La concesión actual se prolongará hasta junio de 2018 (incluida la prórroga, de seis meses). A partir de ese momento habrá que ver si es posible llevar a cabo la noria definitiva, de 100 metros de altura, con un diseño muy original, que tendría su acceso desde la cubierta de la estación marítima del Melillero, a la que se llegaría mediante una rampa.

Fotos

Vídeos