Los nombres propios de Málaga en el congreso del PSOE

Heredia junto a Begoña Tundidor y Beatriz Rubiño./Sur
Heredia junto a Begoña Tundidor y Beatriz Rubiño. / Sur
Crónica Política

Se mantiene la incógnita sobre si Ignacio López o algún otro malagueño entrará en la ejecutiva de Sánchez. La destitución de Heredia como secretario del grupo del PSOE en el Congreso de los Diputados se prevé inminente

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El Palacio Municipal de Congresos de Madrid (Ifema) acogerá hoy y mañana la celebración del 39º Congreso Federal del PSOE, que ungirá a Pedro Sánchez como líder del partido. Un cónclave al que la delegación malagueña, compuesta por 35 delegados, acude con una lista de consenso entre ‘susanistas’ y ‘sanchistas’; juntos sí, pero no revueltos ya que cuando se confeccionó unos y otros no se intercalaron en los puestos, sino que los afines a Susana Díaz ocupan los veintitrés primeros y los correligionarios de Sánchez, los doce últimos. Además, cada uno de los integrantes de las dos corrientes viajaron por separado y acuden con ánimos distintos. Un grupo en el que sobresalen, en lo que respecta a las implicaciones sobre su futuro político que emanarán de este cónclave, dos nombres propios: Miguel Ángel Heredia, secretario general de los socialistas malagueños y cabeza de lista, e Ignacio López, el hombre fuerte de Pedro Sánchez en la provincia.

López se bregó en la plataforma de apoyo a Pedro Sánchez cara a las primarias del pasado 21 de mayo que le dieron la victoria y su nombre es el que más suena para entrar en la ejecutiva del secretario general. Hasta el cierre de esta edición se mantenía la incógnita sobre si él u otro ‘sanchista’ malagueño formaría parte de la dirección federal del PSOE, cuyos principales cargos ya están ocupados, según se ha ido conociendo estos días. A este respecto, si finalmente suena la flauta, a Málaga le correspondería un puesto de segundo nivel.

Los ‘sanchistasmalagueños han mantenido en estos días conversaciones con sus homólogos en Andalucía y España para abordar la posibilidad de que haya presencia de alguien de la provincia en la ejecutiva. Unos contactos que se han hecho desde la premisa de que la competencia exclusiva y última corresponde a Sánchez y de que los nombres que ya se han desvelado para ocupar los principales puestos de responsabilidad (entre ellos, Alfonso Gómez de Celis, Adriana Lastra, José Luis Ábalos u Óscar Puente, todos integrantes del núcleo duro del secretario general electo) conforman una ejecutiva «extraordinaria».

En estas negociaciones también ha pesado el papel de Andalucía en la nueva dirección. Toda vez que el sevillano Gómez de Celis y la cordobesa Carmen Calvo, exministra de Cultura, van a ocupar un puesto de responsabilidad en la ejecutiva –que tendrá un número reducido–, la incorporación de nuevos andaluces se hace más complicada ya que hay otras regiones y que en la andaluza hay provincias como Cádiz, donde los ‘sanchistas’ obtuvieron sus mejores resultados en la región durante las primarias, que pretenden hacer valer su peso.

La incógnita sobre siel socialismo malagueño tendrá o no representación en la dirección se despejará a lo largo de la jornada de hoy.

Miguel Ángel Heredia llega al congreso federal consciente de que sobre su cabeza pesa la espada de Damocles de su próxima destitución como secretario general del grupo del PSOE en el Congreso de los Diputados, un puesto que viene desempeñando desde septiembre de 2014. Una vez que termine el cónclave de este fin de semana, la nueva dirección mantendrá esta próxima semana su primera reunión y empezará a tomar decisiones. Una de ellas es la de configurar el organigrama del grupo parlamentario socialista con el nombramiento de un nuevo portavoz –el actual José Luis Ábalos lo es de manera provisional– y un secretario, cargo que dejará el ‘susanista’ Heredia, situado en el punto de mira de los ‘sanchistas’ tras hacerse públicas unas declaraciones realizadas en un ámbito privado, donde descalificó a algunos afines a Sánchez y planteó la disolución del PSC.

En caso de que alguien de Málaga se incorpore a la dirección sería en un puesto de segundo nivel

Este viernes, cuando en los cenáculos políticos aumentaban de intensidad las especulaciones sobre su inminente destitución, Heredia tiró del argumentario oficial para decir que estará donde el partido le ponga y admitió que Pedro Sánchez, como secretario general electo por la militancia, es quien tiene la potestad y la legitimidad para decidir cuál es su mejor grupo de dirección. Unas declaraciones que, leídas entre líneas, dejan bien a las claras que el líder de los socialistas malagueños tiene asumido que sus horas están contadas como número dos del partido en el Congreso de los Diputados.

Heredia, como el resto de los ‘susanistas’ malagueños y andaluces acude a este congreso con el hacha de guerra enterrado ya que no plantarán batalla a Pedro Sánchez y con el ánimo de «arrimar el hombro». Es decir, para ellos va a ser un cónclave tranquilo, porque tienen la vista puesta en la celebración del congreso regional andaluz, cuyo calendario se inaugura el lunes, y, posteriormente, en los provinciales.En estos últimos sí se prevé batalla entre ‘susanistas’ y ‘sanchistas’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos