La niebla obliga a izar la bandera amarilla en numerosas playas por la falta de visibilidad

El taró, boria o niebla de advección impedía ayer la visibilidad en el litoral a pocos metros./Fernando González
El taró, boria o niebla de advección impedía ayer la visibilidad en el litoral a pocos metros. / Fernando González

El fenómeno conocido como taró o boria se produce por la fuerte diferencia de temperatura entre el agua del mar y el aire

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Los mayores lo llaman taró, que es un término marinero y al parecer de origen fenicio; pero en otros puntos se denomina boria y su nombre oficial es niebla de advección. La ciudad y muchos puntos del litoral amanecieron ayer cubiertos por una niebla muy densa, que obligó a izar la bandera amarilla, de precaución, en numerosas playas de la provincia, debido al riesgo que existía para el baño por la falta de visibilidad. La medida se mantuvo en la capital hasta las 16.30, cuando se disipó y se pudo retirar el aviso, como comentó la concejala de Playas, Teresa Porras. No hubo incidentes.

Noticias relacionadas

José Luis Escudero, autor del blog Tormentas y Rayos en SUR.es y gran conocedor de la meteorología malagueña, explicó que estas brumas son muy frecuentes al inicio del verano y se producen básicamente por la diferencia de temperatura entre la superficie del mar, que se ha enfriado por acción del poniente y el terral de los días anteriores, hasta unos 20-21 grados, según este experto. Cabe recordar que este viento retira hacia mar adentro las masas más templadas y hace aflorar las más frías de las profundidades.

Al pasar la brisa, que es de levante pero mucho más cálida que el agua, da lugar a estas nubes de condensación, más densas cuanto mayor es la discrepancia térmica, como ocurrió ayer. La humedad relativa se dispara en momentos como estos y llegó al 95% allí donde afecta, que son las zonas más próximas al litoral, donde incluso hubo leves precipitaciones de gotas. Además, como el viento es flojo la masa se mueve lentamente, y por eso permanece durante más tiempo. Habitualmente, conforme avanza el día, hacia las horas centrales, se va disipando, aunque suele regresar al atardecer.

Buenas temperaturas

A pesar de la sensación térmica de bochorno motivada por la humedad, lo cierto es que la costa de Málaga se ha librado de la dura ola de calor que se está cebando con el interior de Andalucía. Así, mientras que ayer en la capital malagueña la máxima prevista era de 31 grados, Córdoba ha batido récord histórico de calor en España, con 46,9 grados, la máxima más alta alcanzada en el país en una estación principal de Aemet desde que hay registros.

Durante el fin de semana, el mercurio tenderá a bajar en la provincia, que se está librando de la ola de calor

Aunque aún está por verificar, una estación automática midió en la tarde del jueves en Montoro (Córdoba) 47,3 grados, que de confirmarse sería la temperatura más alta alcanzada en España en la historia, superando los 47,2 registrados el 4 de julio de 1994 en Murcia. Durante el fin de semana el mercurio tenderá a bajar en la provincia.

Fotos

Vídeos