La UMA y el Museo Picasso crean un grupo de investigación sobre el artista

José Lebrero, Antonio José Lucas, Bernard Ruiz-Picasso, José Ángel Narváez, Guillermo Peiró y José Luis Yuste. :: sur

Facilitará el trabajo de profesores universitarios y promoverá prácticas de estudiantes

F. GUTIÉRREZ MÁLAGA.

Picasso todavía puede dar muchas sorpresas. El estudio de su personalidad y de su obra no está cerrado, aunque se cuentan por millares los trabajos publicados en todo el mundo sobre el pintor malagueño. Por esto, porque todavía queda mucho que estudiar e investigar, la Universidad de Málaga y el Museo Picasso han acordado crear un grupo de trabajo específico sobre el artista que, entre otros objetivos, trata de facilitar la actividad de profesores universitarios y promoverá prácticas de estudiantes.

El convenio fue suscrito por el rector, José Ángel Narváez, y el gerente, Guillermo Peiró, y el director artístico del Museo Picasso, José Lebrero. Pero al acto también asistieron Bernard Ruiz-Picasso, presidente del consejo ejecutivo; José Luis Yuste, vocal del consejo, y Antonio José Lucas, director general de Innovación y del Libro de la Junta.

Bernard Ruiz-Picasso se felicitó por la firma de este acuerdo con la Universidad, que abre un camino de colaboración «que puede dar resultados muy interesantes». El museo, señaló, ha contribuido a cambiar la imagen de Málaga y ahora quiere estar más cerca de la universidad.

El rector, José Ángel Narváez, señaló que la UMA «es la universidad de Picasso», y que muestra «con orgullo» en su escudo la paloma picassiana. Según dijo, la universidad tiene la obligación de trabajar con empresas y con instituciones del entorno más cercano, como es el caso del Museo Picasso, con el objetivo final de «servir a la cultura, la investigación y, en definitiva, a la sociedad a la que nos debemos». En este sentido, afirmó que «una vez más Picasso se cruza en nuestro camino, una relación que siempre ha sido para trabajar mejor y para incrementar nuestro prestigio».

José Lebrero señaló que los gestores de la pinacoteca tienen un mandato del consejo rector para «profundizar en la intelectualización» del museo, procurando el conocimiento más profundo y riguroso, y consideró esencial que para activar esta vertiente investigadora se cuente con la «complicidad» de la Universidad de Málaga. Este gabinete de investigación picassiana nace con el objeto de «fomentar el estudio y la investigación de la obra de Picasso y su influencia universal en el arte contemporáneo, con fines educativos, académicos, historiográficos y científicos», según el convenio, que se fija como objetivo la colaboración estable en programas de carácter académico y de investigación, actividades que incluyen la colaboración de profesorado de distintas disciplinas en las líneas de investigación del gabinete, la participación en cursos y seminarios y la realización de prácticas de estudiantes.

Fotos

Vídeos