15 municipios de la provincia de Málaga presentan riesgo elevado de inundación

SUR MÁLAGA.

Un total de 15 municipios de la provincia de Málaga, que suman una población de 1.270.000 personas, presentan riesgo elevado de inundación. Antequera, Benamargosa, Cártama, Coín, Estepona, Fuengirola, Málaga, Marbella, Mijas, Nerja, Ronda, Rincón de la Victoria, Teba, Torremolinos y Vélez sufren un peligro potencial de avenidas y son áreas con riesgo significativo de inundación.

Como también marcan el Ministerio de Medio Ambiente y el Plan de Riesgo de Inundaciones de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, según revela la segunda entrega de un estudio realizado por la Fundación Madeca, dependiente de la Diputación de Málaga. Además, el estudio muestra que es un modelo de ocupación del territorio «muy intensivo», que ha provocado «un elevado uso artificial y productivo de las llanuras de inundación de los principales ríos y arroyos y las primeras orlas montañosas», según señala el presidente de Madeca y diputado de Desarrollo Económico y Productivo, Jacobo Florido.

Los quince municipios tienen una máxima afectación asociada a zonas inundables en periodos de retorno de diez años. Esto quiere decir que las condiciones naturales generan un nivel alto de «peligrosidad e inadaptación» del territorio a los usos humanos, más aún cuando el estudio demuestra que la periodicidad de inundaciones en la provincia se ha reducido de siete años a cuatro desde 1989.

Este estudio recoge que en el Plan de Riesgo de Inundaciones de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas 2015-2021 se establecen las zonas con caudales con riesgo de inundaciones en los municipios objeto de estudio, que son 31 en total: once en Estepona; cuatro en Málaga capital; cinco en Vélez; dos en Marbella, Fuengirola -de estos dos, uno lo comparte con Mijas- y Antequera y Rincón; y una en Teba, Nerja y Benamargosa.

En la provincia de Málaga y, en especial, en todo su sector costero y en los relieves que descienden hacia el mar, la variabilidad de litologías es muy elevada, con un comportamiento hidrológico e hidrogeológico muy diferente. Los suelos menos permeables -por ejemplo, filitas, pizarras y esquistos- aparecen en los Montes de Málaga y la Axarquía, y son muy proclives a la generación de avenidas, dada la escasa capacidad de infiltración de sus suelos.

Esta segunda entrega del documento insiste en que la provincia sufre un creciente riesgo de inundaciones por una combinación de factores naturales, humanos y por los efectos derivados del cambio climático.

Fotos

Vídeos