Muere al caer desde una tercera planta cuando intentaba entrar en un piso

El suceso ocurrió en la plaza Marqués del Turia, en Marbella. /Josele-Lanza -
El suceso ocurrió en la plaza Marqués del Turia, en Marbella. / Josele-Lanza -

Un operario del servicio de limpieza de Marbella encontró el cadáver del hombre junto a un destornillador a los pies de un edificio

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

Agentes de la Policía Nacional investigan las circunstancias de la muerte de un hombre cuyo cadáver fue hallado en la calle con un fuerte traumatismo en la cabeza. La principal hipótesis apunta a que se cayó desde la tercera planta de un edificio cuando, supuestamente, intentaba entrar a robar en una vivienda, según ha podido saber este periódico de distintas fuentes consultadas.

El hallazgo se produjo el pasado día 23 de diciembre, sobre las 8.30 horas, en la plaza Marqués del Turia de Marbella. Un operario del servicio de limpieza se topó con el cuerpo sin vida de un hombre sobre la acera, justo a los pies del bloque situado en el número 1. Junto al cadáver había un destornillador.

El empleado municipal avisó inmediatamente a los servicios de emergencias. Los sanitarios no pudieron hacer nada por él. Cuando llegaron, solo pudieron certificar que el hombre ya estaba muerto, por lo que se activó el protocolo para el levantamiento del cadáver y se avisó a la comisión judicial, compuesta por el juez, el secretario judicial y un médico forense.

Los investigadores observaron que presentaba un fortísimo impacto en la cabeza, producto según todos los indicios de una caída desde el edificio. Sin embargo, no era vecino del bloque. Cuando identificaron al fallecido, descubrieron que era un viejo conocido de la policía; se trataba de un ciudadano español, de mediana edad y con numerosos antecedentes por robos, lo que encajaba con la presencia del destornillador junto al cuerpo. De hecho, según comentan algunos vecinos, no era la primera vez que visitaba el bloque para entrar en pisos.

Los agentes recorrieron las siete plantas del edificio llamando a la puerta de cada vecino para comprobar si habían visto o escuchado algo durante la noche. Al parecer, varios residentes informaron a los policías de que habían oído un fuerte golpe sobre la una y media de la madrugada anterior, aunque no llegaron a asomarse para ver qué ocurría, ya que no les extrañó puesto que la plaza es frecuentada por jóvenes que permanecen en ella hasta muy tarde.

El fallecido era español y tenía numerosos antecedentes por delitos contra la propiedad

La autopsia, que se realizó al día siguiente en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, en la Ciudad de la Justicia, confirmó la hipótesis policial de que la muerte se habría producido por un traumatismo craneal motivado por la caída.

Los investigadores de la Unidad contra la Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), que llevan el caso, creen que el hombre se precipitó al vacío cuando trataba de entrar en un piso de la tercera planta, ya que las viviendas de las dos primeras tienen rejas y, por su modus operandi, siempre solía buscar las que eran más vulnerables y accesibles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos