Morirse en Málaga será más caro en 2018

Morirse en Málaga será más caro en 2018
Álvaro Cabrera

Parcemasa subirá todas sus tarifas un 1,5% y crea tres nuevos precios por entierros fuera del horario del cementerio o por la entrega de cenizas

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Morirse en Málaga será más caro a partir de 2018. Parcemasa, la empresa municipal que gestiona los cementerios de la capital, pretende poner fin a cinco años de tarifas congeladas y llevará a la próxima comisión de Economía una propuesta para incrementar los precios un 1,5% en todos sus servicios, a excepción del correspondiente al uso de la sala ecuménica, que lo hará en un 167,53% pasando de los 18,97 a los 50,75 euros para equipararlo al de la sala de ceremonias dada la modernización y mejoras acometidas en la misma. A modo de referencia, el mantenimiento anual del nicho pasaría de 13,92 a 14,13 euros (IVA excluido), la inhumación en nicho de 249,19 a 252,93, y la cremación de 489,29 a 496,63.

Además, se crean tres nuevas tarifas, destacando los 540 euros que se cobrarán a aquellos usuarios que necesiten que el entierro o la incineración del ser querido se realice fuera del horario de apertura de las instalaciones, que es de 8.00 a 18.00 horas. Asimismo, como consecuencia del apoyo que personal de Parcemasa presta en la sala de actos o a las empresas funerarias en los cementerios periféricos (El Palo, Churriana, Olías y San Miguel) fuera también del horario establecido se ha fijado una nueva tasa de 91,35 euros. La tercera tarifa de nueva creación será la de 30 euros que se cobrarán por la entrega de cenizas, un servicio de las funerarias que cada vez con mayor asiduidad se realiza en las instalaciones y por personal municipal.

En la justificación para defender el incremento de precios que figura en el expediente que se llevará a aprobación el lunes, la entidad pública pone el acento en que las tarifas han permanecido congeladas desde 2013 mientras los proveedores han ido actualizando las suyas, así como en la «necesidad» de modernizar las instalaciones, que elevan los gastos de mantenimiento. Asimismo, remarcan que «el mayor peso de las tarifas de los servicios funerarios que gestiona Parcemasa no recaen sobre los ciudadanos particulares, sino sobre las compañías de seguros que revisan regularmente las primas de los seguros de decesos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos