El metro creará un paso de peatones en un cruce peligroso de la Alameda durante la feria

Peatones cruzan por la calzada entre los laterales norte y central de la Alameda, junto a las obras. / Moreno

Numerosos viandantes cruzan a diario de forma irregular junto a las vallas de la curva que hay a la entrada de Puerta del Mar para no dar un rodeo

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Es un atajo que utilizan a diario cientos de viandantes para cruzar desde el lateral norte al central de la Alameda Principal, a pesar de que existen vallas que lo impiden y el peligro evidente de invadir la calzada y sufrir un atropello. Se trata concretamente del tramo que hay junto a las obras del metro, en la confluencia con la curva que hay a la entrada de Puerta del Mar.

La Delegación de Fomento de la Junta y la concesionaria de las obras (la Ute Sando-Acciona) han atendido la reclamación de la plataforma de comerciantes de la zona y se va a habilitar durante la ya cercana feria (del 11 al 21 de agosto) un paso de peatones para «regularizar» el tránsito en este espacio durante uno de los periodos con más afluencia de ciudadanos y visitantes del año. De hecho, esta medida ya se ha adoptado en otros periodos de efervescencia social en la Alameda, como Navidad y Semana Santa.

El delegado de Fomento, Francisco Fernández España, comenta que, en función de los trabajos que se están haciendo ahora de estabilización del terreno (que producen salpicaduras) a finales de septiembre u octubre ya se habilitará un itinerario definitivo en esa zona problemática. «Queremos dar soluciones a los peatones y comerciantes cuanto antes». Para ello, la entrada a la obra se retranqueará unos metros, mientras que un operario señalista, que ya está trabajando, regulará el paso de la maquinaria hacia la zona de trabajo. Esta labor será especialmente necesaria en una fase posterior, para regular el paso de entrada y salida de camiones hacia la boca de ataque del túnel, que estará precisamente en este punto.

José Antonio Ruiz, gerente de la librería Luces y presidente de la plataforma de afectados por las obras del metro en la Alameda, recuerda que hicieron esta petición durante la última reunión que mantuvieron con la Junta, en la medida en que ya se daban las circunstancias que se preveían para la próxima Navidad. «Se puede abrir ahora porque va a seguir teniendo un tránsito y ya se ha contratado a la persona que regula el paso».

Refuerzos en la obra

La concesionaria de los trabajos ha incorporado una segunda máquina, más silenciosa y de mayor capacidad, para hacer los pilotes necesarios en el entorno de los restos del fuerte de San Lorenzo para avanzar en esa fase de los trabajos. Los técnicos se han encontrado que el terreno es más duro de lo previsto y de esta forma se pretende evitar retrasos en la ejecución.

Entre finales de septiembre y Navidad se podrán empezar a retranquear las vallas para lograr una anchura de tres metros de acera. A finales de año se terminará la losa superior del túnel y comenzará la reurbanización, en coordinación con el Ayuntamiento. Según el delegado de Fomento, este tiene pendiente todavía remitirles el diseño definitivo y el listado de los materiales que se van a emplear.

Fotos

Vídeos