El mercado gourmet de La Merced volverá a abrir a mediados de agosto

Aspecto del mercado gourmet de La Merced antes del cierre / SUR

Los nuevos gestores del recinto negocian con otros operadores y trabajan para devolver la deuda acumulada por la concesionaria

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

El mercado gourmet de La Merced comienza a calentar motores tras más de dos meses con sus puertas cerradas. Los nuevos gestores del recinto gastronómico han comenzado los contactos con nuevos operadores con la intención de volver a abrir sus puertas el próximo mes de agosto. Aunque en su calendario tienen marcado en rojo el inicio de la Feria de Málaga, no se atreven a dar la fecha exacta hasta que resuelvan todos los frentes que tiene pendientes, entre los que se encuentra la resolución de la deuda de más de dos millones de euros que la propiedad acumuló desde su apertura con proveedores, trabajadores, Seguridad Social y Hacienda.

Piden tiempo a los acreedores para devolver la deuda, que supera los dos millones

El nuevo gestor del recinto, Julio Alberto Bazo, asegura que su prioridad ahora mismo es renegociar la deuda con todos los acreedores, a los que les ha propuesto un calendario más flexible de pagos. En cuanto asumieron la gestión comenzaron a elaborar una auditoría interna para conocer el estado real de la sociedad y analizar si podrían asumir tal deuda. «Queremos devolver hasta el último euro; es solo cuestión de tiempo», resume. Es más, dice que sólo cuando se resuelva este primer punto se podrá anunciar la apertura oficial porque «sino se soluciona esto, todo lo demás se caería por los suelos». En este sentido, asegura que ya se ha reunido con todas las personas a las que se les debe dinero y están mostrando buena predisposición. «Todos debemos remar en la misma dirección».

Este empresario de Zafra (Badajoz) considera que el recinto tiene mucho potencial, algo que se demostró con su buen funcionamiento durante los primeros meses. Asegura que el futuro mercado seguirá con la misma filosofía porque cree que el cierre no estuvo motivado por un error de concepto sino de gestión. Y por ello dice que ellos no se van a quedar con ningún puesto, que todos van a ser gestionados por empresarios reconocidos del sector, como también ocurrirá con la contabilidad.

Uno de sus primeros ‘fichajes’ en esta nueva etapa ha sido el empresario Manuel Medina, uno de los responsables de la puesta en marcha del Gourmet Experience de El Corte Inglés, quien le ayuda en el impulso del espacio gastronómico. Adelanta que inicialmente habrá 25 puestos, que seguirán los que estaban en esta última etapa y que se incorporarán otros con nombre en la capital. Se mantendrá el estilo de comida casual, con una oferta muy variada para satisfacer a todo tipo de clientes. Igualmente se permitirá que los visitantes acudan a los puestos a buscar lo que quieren y se reforzará el servicio de mesa por si alguien prefiere que se le atienda de forma personalizada. «Creemos que el modelo puede funcionar, porque Málaga es una ciudad ideal para eso», asegura.

 Bazo, que actualmente gestiona un restaurante en Zafra, asegura que todas las partes están muy ilusionadas ante esta nueva etapa, ya que el mercado tiene una capacidad de generación de ingresos muy alto. «Pero debemos ir todos juntos;nosotros, los puestos de abasto, la cafetería».

Dos meses cerrado

El espacio gourmet de La Merced cerró sus puertas el pasado 16 de mayo después de que el Ayuntamiento le diera un plazo de diez días para solucionar diferentes deficiencias. Entre otras, en el documento remitido a la empresa Ezequiel Blanco-Astiarraga Gosis S.L, se le requería que aporte justificación de tener contratados diferentes seguros obligatorios, que mejore la limpieza o que recupere el acceso a la cafetería exterior, asunto que incluso ha llegado a los tribunales. Desde entonces no ha vuelto a abrir sus puertas, pero los nuevos gestores aseguran que ya se han resuelto todos estos asuntos pendientes.

Los nuevos responsables del recinto –que aún están pendientes de reunirse con el Ayuntamiento para informar de los cambios– creen que la futura apertura también beneficiará a los negocios del área de abastos, que han acusado una importante bajada de las ventas desde que cerró el recinto. Por ello, desde hace algunas semanas han comenzado a abrir las persianas de gran parte del recinto para que los clientes vean que ese área sigue abierto. «A nosotros también nos interesa que el mercado tradicional funcione», asegura.

Fotos

Vídeos