Un mercadillo que sale muy caro

Pegatina de la retirada de un vehículo por la grúa en el recinto.
Pegatina de la retirada de un vehículo por la grúa en el recinto.
COSAS DE LA CIUDAD

Piden que no se sancione a los vehículos que permanecen en la parcela donde se instalan los puestos

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

El mercadillo de la barriada de Belén le ha salido muy caro a quienes el pasado miércoles se aventuraron a dejar su vehículo dentro del recinto donde se instalan los puestos y se encontraron con que su coche se lo había llevado la grúa. Y es que pese a que existen unas señales que dan cuenta de la prohibición de aparcar en esa zona los miércoles, desde las 7 a las 16 horas, los despistes en unos casos y/o el desconocimiento en otros, por tratarse de una explanada que es utilizada de forma diaria para aparcar, pasa factura y sorprende a quien la noche anterior dejó su coche allí bien estacionado. «El miércoles fueron retirados y desplazados innecesariamente del recinto más de cinco vehículos», se queja Francisco Romero, presidente de la asociación de vecinos Altamira-Virgen de Belén. Romero argumenta que esto se produjo «después de un festivo, en pleno mes de agosto, estando Málaga en Feria y cuando el mercadillo solo ocupa en estas fechas apenas el 50 por ciento del espacio total de todo el recinto». Según expone, «había huecos más que de sobra para haber desplazado los coches a un rincón», evitando de esta forma su retirada al depósito de la grúa y la correspondiente sanción, que asegura asciende a unos «285 euros, entre denuncia y traslado de grúa». Una cantidad que afirma algunos de los afectados no pueden hacer frente de inmediato, por lo que tienen que dejar el coche en el depósito de la grúa, lo que encarece aún más el importe final a pagar, que se incrementa con la tarifa diaria por la permanencia del vehículo en el recinto municipal, por lo que considera «supone un secuestro del vehículo», algo que sostiene «es inconstitucional». Según afirma, en el recinto del mercadillo «aparcan no menos de 10 vehículos particulares de dueños, familiares o trabajadores de los distintos puestos», vehículos algunos de ellos que dice «estaban justo al lado de los turismos que fueron retirados», por lo que considera que éstos no obstaculizaban la celebración del mercadillo. «Los vecinos nos sentimos discriminados porque vemos que unos coches sí pueden permanecer dentro del recinto del mercadillo y otros no». «Parece que quieren buscar un enfrentamiento con los que instalan el mercadillo, y ese no es nuestro deseo, pero queremos que se tengan en cuenta nuestras argumentaciones en determinadas situaciones», dice.

Suciedad. / Juan B. Llorens

Martínez Maldonado: un rincón muy sucio

Juan Bautista Llorens Gómez escribe en Cosas de la Ciudad a través de Facebook: «Después de pedir baldear la acera varias veces al 900 900 000, solución inefectiva a corto plazo, sigue igual. Este es el aspecto que presenta 10 metros de acero en Martínez Maldonado, 12 y 14 cada día (como cualquier otra calle de la ciudad, menos las que todos sabemos)», y cuelga varias fotografías que muestran la suciedad que hay en aquella zona. «No entiendo cómo el Ayuntamiento no toma las medidas oportunas para paliar la suciedad. Tanto emprendimiento que fomentan y... ¿a nadie se le ocurre, después de décadas de la existencia del servicio, soluciones económicas y útiles para mantener limpia la ciudad? A mí se me ocurren mil», concluye.

Fotos

Vídeos