Mejoras que duran poco

Mejoras que duran poco
COSAS DE LA CIUDAD

Solo han pasado unos meses desde que se hicieron reformas en la calle Viña del Río y la zona vuelve a verse deteriorada

PATRICIA PINEDA

Los vecinos del barrio no dan crédito. Tan solo hace unos meses que se terminaron las reformas en la calle Viña del Río, perteneciente al distrito de Carretera de Cádiz, y ya se ha deteriorado. Unos arreglos que, según los vecinos, duraron varias semanas y consistieron en la mejora de los jardines y el cambio de las baldosas.

El caso es que el aspecto actual, comparado con el anterior a las obras, no es muy diferente. Las baldosas, que eran de un color rojizo, ahora son grises, lamentan los vecinos, advirtiendo de que antes los jardines al menos tenían césped. Reconocen que se encontraban en muy mal estado por los excrementos de los perros, así como por la falta de riego, pero ahora, tras cambiar toda la tierra, denuncian que solamente se pueden encontrar algunos matojos, que un principio, parecía que iban a dar flores, pero que se han echado a perder, quedando con esta mala presencia.

A todo esto, además, se le suma la gran cantidad de basura acumulada. En las jardineras se pueden encontrar todo tipo de objetos y residuos: bolsas de basura, restos de comidas, excrementos de perros, cartones, piezas de coches, entre otros.

Asimismo, al terminar la calle con un parque infantil, muchos tetrabriks de zumos o batidos acaban amontonados entre las plantas. A eso se une el calor, que hace que estos restos de comida y bebida atraigan a hormigas, garrapatas o pulgas, entre otros tipos de insectos.

Una vecina de la zona asegura que ya no frecuenta esta calle cuando pasea a su perro, pues varias veces su mascota ha sido atacada por pulgas al caminar por ahí. «En dos ocasiones, mi perro ha acabado con bichos por ir por esta calle. Ya he decidido rodearla cada vez que salgo, y desde entonces no ha vuelto a tener más pulgas. La basura está atrayendo lo peor. Nunca la limpian», denuncia.

No es la primera vez que los vecinos del distrito Carretera de Cádiz se quejan de la suciedad, o del abandono de jardineras. Sin ir más lejos, el verano pasado, los residentes de Puerta Blanca tuvieron que limpiar ellos mismos las calles por la falta de baldeo, aunque el Ayuntamiento afirma que se limpian frecuentemente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos