Medio Ambiente inventa un sistema para limpiar aceras a fondo

Antes y después con la máquina a presión.
La Casona del Parque

La máquina quitacera de la Semana Santa se prueba con éxito a presión con agua para eliminar de las baldosas la suciedad propia de los árboles

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Mirar al cielo y esperar a que llueva puede ser una actitud ante la vida si se tiene un campo de olivos en extensivo y no es factible ponerle riego por goteo por la distancia abismal de la que se encuentra de un pantano. Es decir, la única solución es que el cielo se encapote, las nubes se vuelvan grises y descarguen. De ahí las cábalas y el estudio del tiempo meteorológico de modo artesanal.

Este básico modus operandi está muy bien para vivir de la agricultura, pero en las ciudades mirar al cielo para esperar que llueva y se rieguen las calles no es una política muy activa que digamos. Puesto que es innegable que Málaga está fundamentalmente sucia tras el verano, algo que no esconde el equipo de gobierno del PP, han estado haciendo pruebas con la máquina que quita la cera después de la Semana Santa. La misma trabaja a una gran presión en el suelo, y aunque provoca más ruido del deseado, limpia las acera como los anuncios esos de los 80 que dejaban los suelos como los chorros del oro.

El concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, empezaba dando la explicación de que en Málaga no llueve desde hace 113 días, cuando el verano anterior por estas fechas eran 99 y el otro, 70. «Es que no hemos tenido muy buena suerte y hay que redoblar esfuerzos con contrataciones extraordinarias para baldear los fines de semana», como contestaba a la moción de la socialista Begoña Medina, que abundaba en que la limpieza en las calles de Málaga deja mucho que desear y ponía en la picota los malos olores de los contenedores.

Jiménez aseguró que se van a limpiar todos los contenedores en septiembre y dio a conocer el nuevo sistema de limpieza. La máquina, en vez de absorber la cera, lanza agua a altísima presión (750 atmósferas). El edil contaba que hicieron pruebas el domingo en la calle Pintor de la Fuente Grima, en Huelin, desintegrando la grasa que dejan caer los árboles sobre las baldosas, que se ennegrece. Tuvieron éxito, y lo más importante, no se rompía el pavimento. Ahora sólo falta lo más difícil: ponerla en funcionamiento sin esperar a que llueva.

Baños del Carmen. El rifirrafe entre Brenes y Porras

Ya en la moción del edil independiente Juanjo Espinosa para exigirle a la Junta que se ponga ya en marcha el parque en Arraijanal por unanimidad, el socialista Sergio Brenes le espetó la edil de Playas, Teresa Porras, un «no hable usted de Urbanismo, que no entiende mucho». El usted no le faltaba, pero la frase de marras era la que era. Así que la aludida se despachaba en la siguiente iniciativa de Ciudadanos para mejorar los Baños del Carmen cuando Brenes explicaba que ni el PSOE, ni la Junta eran responsables de Arraijanal y que cuando gobernaba Zapatero se empezó el expediente de rescate de Baños del Carmen.

Porras le contestaba que los Baños del Carmen no es potestad del Gobierno central sino de la Junta porque Zapatero hizo el traspaso de la competencia antes de irse. Y acababa con un duro «mire usted, no nos mienta más». Tras la refriega, aprobaron pedirle a la Junta y a Costas el calendario de actuaciones en este emblemático espacio.

Fotos

Vídeos