El Materno, centro de referencia para atender a las mujeres con endometriosis de Andalucía oriental

Miembros de la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional./SUR
Miembros de la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional. / SUR

El hospital malagueño trata al año a unas 700 pacientes con esta enfermedad invalidante, de las que el 30% son operadas

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La unidad de endometriosis de cirugía compleja del Hospital Materno Infantil ha sido designada por el SAS centro de referencia para todas las mujeres que padecen esta enfermedad invalidante en Andalucía oriental. El citado dispositivo asistencial, que depende de la unidad de gestión clínica de ginecología y obstetricia, atenderá a enfermas de diversos puntos de la comunidad andaluza, lo que permitirá una mejora en el diagnóstico y en el tratamiento.

En una rueda de prensa celebrada este lunes, el director de ginecología y obstetricia del Materno, Jesús Jiménez, y la responsable de la unidad de endometriosis, Emilia Villegas, han informado de la importancia de este nombramiento el pasado marzo. «Es el culmen de un largo periplo que se inició en 2009 en el que al unísono tanto el colectivo de pacientes afectadas, profesionales con una especial sensibilización con este tipo de patologías y responsables de los órganos gestores de la salud, se comienzan los trabajos sobre la endometriosis y los problemas que la misma acarrea a la paciente», ha dicho Jiménez, que ha añadido que ser referentes permitirá un mejor acceso a la alta tecnología, al conocimiento especializado y a una elevada experiencia, siempre con la paciente como eje.

Las unidades de referencia tienen como objeto garantizar la equidad en el acceso a una atención sanitaria de calidad, segura y eficiente a las personas con patologías de muy baja frecuentación, que por sus características, precisan de cuidados de gran especialización, motivo por el que estos casos se concentran en un número reducido de centros. Gracias a este nombramiento del Materno, se ofrecerá una cobertura a las pacientes en igualdad de condiciones, se proporcionará una atención multidisciplinar con la que dar una asistencia sanitaria de calidad y definir estrategias terapéuticas y de seguimiento. Además, se garantizará la continuidad en la atención.

Emilia Villegas ha destacado que esta unidad pasa a ser de referencia para otras provincias. «Supone un gran orgullo pensar en un proyecto de hace cinco años y ponerlo en marcha con mucho trabajo e ilusión intentando salvar todos los inconvenientes que tienen este tipo de proyectos que son multidisciplinares y que necesitan de varios profesionales de diferentes servicios», ha manifestado la ginecóloga, que ha indicado que con este nombramiento la unidad contará con más profesionales, lo que facilitará tratar a un mayor número de pacientes.

Cada año la unidad del Hospital Materno trata en torno a 700 mujeres con endometriosis, de las que el 30% son operadas en un quirófano. La unidad se coordina con profesionales de otras especialidades como cirujanos, urólogos, radiólogos y anestesiólogos de la unidad del dolor, además de los equipos de enfermería.

Además del dolor, la endometriosis invalida a la paciente a través de la fertilidad. «Parece claro que existe una relación directa entre endometriosis e infertilidad y que esta última se considera unas de las principales manifestaciones de la primera alcanzando un importante impacto en la calidad de vida de las enfermas. Se calcula que entre un 25 a un 40% de las pacientes con problemas para concebir pueden presentar algún grado de endometriosis lo que supone multiplicar por 10 la prevalencia de endometriosis en la población general», ha señalado Villegas.

La endometriosis se caracteriza por la localización ectópica, fuera de lugar, de tejido endometrial que se comporta a lo largo del ciclo menstrual como lo hace el endometrio que se encuentra en el útero, creciendo y descamándose con la influencia de las hormonas sexuales, estrógenos y progesterona. Esta enfermedad influye en la fertilidad de varias maneras: distorsiona la anatomía de la pelvis, produce adherencias, deja cicatrices en las trompas de Falopio, causa inflamación en las estructuras de la pelvis, altera el funcionamiento del sistema inmunológico, cambia el entorno hormonal de los óvulos, perjudica la implantación del embarazo y altera la calidad del óvulo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos