Martínez Maldonado: el difícil equilibrio

Carril bici, acera y terrazas en la calle Martínez Maldonado./
Carril bici, acera y terrazas en la calle Martínez Maldonado.
COSAS DE LA CIUDAD

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Para montar en bicicleta hay que mantener el equilibrio, algo que en ocasiones difícilmente se logra cuando se circula por los carriles bici que existen en la ciudad debido a los obstáculos con que se pueda encontrar, y entre ellos los propios peatones. Aunque para ser justos habría que decir que los peatones también deben guardar cierto equilibrio para no invadir, de forma muchas veces involuntaria, aunque en otras muchas con plena conciencia de ello, los carriles bici que hay dibujados en las aceras porque les queda muy poco espacio para poder caminar entre el carril y las terrazas de los establecimientos. En ocasiones también se ven obligados a invadirlos para tirar la basura porque los contenedores están justo delante del carril bici. Y en otros casos tienen que exponerse a cruzar el vial diseñado para los ciclistas para subir al autobús porque el carril pasa justo por delante de la parada.

Un lector se refiere a todo esto y envía varias fotografías del trazado del carril bici que discurre por la calle Martínez Maldonado, imágenes en las que se aprecia lo ajustado que resulta el espacio dejado para los peatones a la vista de las terrazas de los bares en esa y en otras zonas. Imaginamos que para pasar por ahí hay que guardar mucha atención, tanto los ciclistas como los peatones, porque en tan poco espacio deben convivir todos. Y es que según indica este ciudadano, hay que estar atentos «ya no solamente los ciclistas, sino los que van en skate, segway y hasta los que se desplazan en silla de rueda».

La demanda de los carriles bici es un hecho incuestionable, pero las calles son las que son y no se pueden ensanchar más, de ahí que los trazados sean a costa de espacio ganado a las aceras o, en otros casos, ganado a la calzada. A la vista de ello lo que hay que pedir es respeto mutuo y buena convivencia, pues no cabe otra. Los ciclistas están en su derecho de circular por su carril, pero deben de hacerlo a una velocidad moderada para poder reaccionar ante cualquier incidencia, y los peatones han de respetar ese carril y no invadirlo.

Losetas sueltas.
Losetas sueltas.

Plaza de Enrique Navarro: un rincón descuidado

La plaza de Enrique Navarro, junto a la iglesia de San Pedro, también parece haberse contagiado del entorno que le rodea, que está patas arriba por las obras del metro. Así, se aprecian algunos desperfectos en los jardines de este enclave, como losetas desprendidas y tramos de muro levantados, como se observa en las imágenes. En esta plaza se alza un busto de Enrique Navarro, Hermano Mayor perpetuo de la Real e Ilustre Cofradía Sacramental de Culto y procesión del Stmo. Cristo de la Expiración y María Santísima de los Dolores Coronada, cuya sede se encuentra en las inmediaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos