María Teresa Fernández de la Vega: «Hoy vivimos momentos críticos para la igualdad»

María Teresa Fernández de la Vega /Álvaro Cabrera
María Teresa Fernández de la Vega / Álvaro Cabrera

La exvicepresidenta del gobierno pone como ejemplo de «feminismo» y «democracia» a las mujeres africanas en una conferencia en la Facultad de Estudios Sociales de la UMA

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

María Teresa Fernández de la Vega es capaz de recordar aún como si fuera ayer el día aquél en que tomó posesión como vicepresidenta primera del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y se convertía, con ese cargo, en la primera mujer en España en llegar a un puesto de responsabilidad tan alto en la estructura de gobierno. Poco después, la primera vez que presidía un consejo de ministros, afirmaba que “cada vez que una mujer da un paso, todas avanzamos”, aunque hoy, unos años después, la exvicepresidenta contempla con cierta desesperanza el camino recorrido por otras como ella a nivel global. “Hoy vivimos momentos críticos para la igualdad”. La reflexión la ha puesto sobre la mesa este mediodía durante el transcurso de una conferencia en la Facultad de Estudios Sociales y del Trabajo de la Universidad de Málaga, que ha visitado para abordar la realidad de las mujeres africanas y su condición de motor de desarrollo en las sociedades en las que viven y trabajan.

Y en este escenario, la exvicepresidenta del gobierno de Zapatero ha destacado que las mujeres del vecino continente constituyen una referencia en los capítulos del “feminismo” y la “democracia”. Y ha hablado Fernández de la Vega con conocimiento de causa, ya que desde que se apartó de la primera línea de la vida pública se ha dedicado a la promoción e impulso de este trabajo femenino en las comunidades africanas. Lo hace en concreto a través de la Fundación Mujeres por África, una iniciativa que ella misma preside y que vio la luz en febrero de 2012 después de un viaje institucional a Maputo (Mozambique) con otras veinte mujeres de referencia en la vida pública y privada españolas, entre ellas la entonces rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle. “Desde que conocí entonces a esas mujeres supe que dedicaría el resto de mis días a esa promoción”, ha destacado Fernández de la Vega, quien a pesar de mostrarse muy crítica con los retrocesos en igualdad en el mundo occidental ha puesto como ejemplo el trabajo y la fuerza con la que las “mujeres africanas sacan adelante a sus familias y a sus comunidades”. Hoy en día, y después de casi una década de trabajo en la fundación, este trabajo colectivo ha conseguido poner en marcha 30 proyectos en 14 países del continente africano, y hoy mantienen líneas d trabajo y colaboración “con prácticamente todos los otros países del continente”.

Fernández de la Vega ponía como ejemplo de ese afán de superación y esa capacidad para resolver problemas el caso de la presidenta de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, con cuya gestión “ha avanzado el país como nunca antes lo había hecho”, ha valorado. “Allí donde gobiernan las mujeres hay un mayor compromiso con la democracia, la transparencia y el buen gobierno”, ha añadido la exvicepresidenta tras establecer una diferencia clara entre el ejemplo de Liberia y el camino recorrido en España en materia de igualdad, al menos desde el lugar visible de la presidencia de un gobierno: “En África al menos ya ha habido una cosa que no hemos tenido en España, que es una presidenta del Gobierno. ¿A qué estamos esperando?”, se ha preguntado Fernández de la Vega provocando el aplauso inmediato del abarrotado auditorio.

En ese trabajo global que integra a todos los países y a todos los frentes de la vida política, social, económica, cultural e incluso cotidiana, la presidenta de la fundación destaca como algo imprescindible que “los gobiernos coloquen en la primera línea de sus políticas los problemas y las preocupaciones de las mujeres”. El hecho de que en la actualidad esta realidad no se tenga en cuenta ha lastrado “los avances de los últimos años”, hasta el punto de que los organismos internacionales de referencia en esta materia consideran que “a este paso la igualdad real no llegará hasta dentro de cien años”. “Y el momento no es dentro de cien años. Es ahora”, ha insistido la exvicepresidenta del gobierno de Rodríguez Zapatero, que sin embargo percibe cierto margen para la esperanza en algunos movimientos de mujeres que en los últimos tiempos han alzado la voz de manera clara. Como ejemplo, Fernández de la Vega ha puesto a las “miles de mujeres que salieron a la calle para protestar por la elección de Donald Trump”, a las mujeres artistas “que han comenzado a visibilizar el problema de los abusos sexuales y la necesidad de denunciarlos”, a las activistas de la tierra o a las propias mujeres árabes y africanas. También ha dejado un mensaje a los hombres: “Ellos tienen más resistencia, pero nosotras más fuerza”. Y esta realidad que ella percibe en las mujeres de todo el mundo terminará por cristalizar en lo que ha denominado “una nueva mirada”. “Si buscas resultados diferentes tienes que buscar caminos diferentes”, ha concluido Fernández de la Vega, que ha regalado un último consejo a los jóvenes –mayoría chicas- que han seguido su conferencia: “Tenéis que convertiros en agentes de cambio”. Y hacerlo ahora, no dentro de cien años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos