«Ser marca potente también para los que viven en la ciudad»

«Ser marca potente también para los que viven en la ciudad»
Salvador Salas
José Luis Ruiz Espejo, delegado de la Junta

José Vicente Astorga
JOSÉ VICENTE ASTORGA

¿Cree que Málaga ha dejado de culpabilizar de muchos de sus problemas a otras administraciones y confía más en sus capacidades?

Confío en ello, porque si no seguiríamos equivocándonos. Málaga ha avanzado cuando se ha mirado a sí misma, cuando ha autoanalizado sus necesidades, y se ha puesto manos a la obra. No necesitamos mirar lo que tienen los demás, sino construir lo que verdaderamente necesitamos y nos hace más fuertes. Las reivindicaciones son lícitas pero el recurso al agravio, que el PP ha utilizado mucho, sólo genera frustración. Para ello también tenemos que poner más en valor todo lo que hemos conseguido.

Más...

¿Ve superados los recelos hacia Sevilla y el discurso de agravio respecto a la gestión de la Junta?

En la mayoría de los casos, sí, aunque en algún que otro caso es algo recurrente cuando no hay verdaderos argumentos.

Hay ya un nuevo escenario de cooperación regional:_Andalucía Tech, eje Málaga-Sevilla, además de para la promoción turística conjunta con Sevilla, Granada y Córdoba. ¿Es optimista sobre el futuro de ese planteamiento?

La cooperación es siempre un buen camino. La suma de liderazgos las hace a ellas y a toda Andalucía más fuertes y me alegra que hayan perdido sus temores a que eso les pudiera restar independencia o liderazgo. Hoy la globalización hace que compitamos con el mundo y no con nuestros vecinos .

¿Qué debilidades ve en la apuesta turística de Málaga basada en la oferta cultural y como un espacio atractivo para investigadores y empresas innovadoras?

Veo oportunidades y ventajas, quizás la debilidad puede ser si no remamos en la misma dirección. La oferta cultural creo que se hace grande, potente, unida a otras, como la gastronómica, la de sol y playa, la de ciudades con encanto, la de destino ideal para fines de semanas largo, etc. Y respecto a lo tecnológico, la globalidad ofrece lugares en todo el planeta, y eso es tanto una debilidad como una fortaleza, pero en Málaga ofrecemos no sólo condiciones óptimas de vida, sino talento, ingenieros, investigadores, buenas infraestructuras, educación y sanidad de primera. Si hacemos un símil deportivo, además de tener buenos jugadores, hemos conformado el mejor equipo.

¿Cree que la marca Málaga Valley funciona?

Su déficit como marca es que no se contó demasiado con las empresas de Málaga ni quizás abordó como debiera su realidad tecnológica. No obstante, hay que reconocer que supuso un esfuerzo inicial de potenciación de Málaga entre grandes empresas españolas.

¿Cree que el modelo turístico puede morir de éxito?

No si hacemos bien las cosas, coordinadas, con equilibrio y buenos servicios de calidad para residentes y turistas. No todo se debe supeditar éste, primero tenemos que pensar en nuestros habitantes y luego ser capaces de seguir siendo atractivos para el turismo. Malagueños y malagueños no deben sentirse turistas en su propia ciudad.

¿Qué atractivos y capacidades de Málaga considera que están pendientes aún de ser reforzadas para potenciar la marca de ciudad?

La marca de Málaga es potente para el exterior, y creo que debe serlo también para los que viven en ella. Lo urgente no debe hacernos olvidar lo importante, que son los malagueños que viven en la ciudad.

El proyecto de la torre-hotel en el dique de Levante ¿contribuirá a impulsar esa marca?

Podría contribuir a ello. Sería una oferta más para reforzar segmentos para los que quizás hoy no tengamos esa oferta

¿Cree que el Centro recuperará condiciones como espacio también para vivir? ¿Qué propone para frenar la burbuja del alquiler que crea la vivienda vacacional?

Sería imperdonable que el Centro se convirtiera en una gran franquicia solo para turistas. Debemos aprovechar los espacios públicos disponibles para infraestructuras que disfruten los vecinos. En la vivienda vacacional hay que perseguir la oferta clandestina que contribuye a generar una burbuja de alquiler. El decreto andaluz que regula la vivienda con fines turísticos es una herramienta contra la competencia desleal y la clandestinidad.

Después de 30 años en que Málaga y Torremolinos han vivido de espaldas, ¿cree que el crecimiento turístico de Málaga pasa por mirar a Torremolinos, una marca turística consolidada, además de ser el núcleo con más capacidad de alojamientos?

Torremolinos pasa por un proceso de reforzamiento y renovación de su oferta con su nuevo alcalde José Ortiz, después de años de un cierto estancamiento. En alojamientos Málaga ha crecido adecuadamente y no necesita apoyo de Torremolinos en ese sentido. No obstante, las alianzas y la promoción conjunta tan cercanas puede reforzar a ambas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos