La Manzana Verde: así nace un 'ecobarrio'

La Manzana Verde: así nace un 'ecobarrio'

El proyecto urbanístico, basado en la sostenibilidad, podría ver la luz en el año 2021 y forma parte de la estrategia municipal para avanzar en la lucha contra el cambio climático

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

Estará organizado a modo de polígono de 90.000 metros cuadrados en los actuales terrenos de los Servicios Operativos Municipales, contará con cerca de mil viviendas libres y VPO y su configuración permitirá a sus habitantes tener a mano el hogar y los servicios esenciales de modo que los traslados se hagan en bicileta o en transporte urbano. Habrá zonas verdes y las construcciones se organizarán siguiendo criterios bioclimáticos, es decir, jugando con las orientaciones y los materiales de modo que los llamados 'paliativos energéticos' (calefacciones y aires acondicionados) tengan el mínimo impacto en el proyecto. Además, este gran espacio utilizará criterios de certificación ecológica en el tratamiento de materiales y residuos que originen los movimientos de tierra, la urbanización de los terrenos y la edificación, vinculándolos a la generación de una economía circular. Todas estas características forman parte del gran ecobarrio que bajo el nombre de La Manzana Verde proyecta el Ayuntamiento de Málaga como estrategia «pionera» para luchar contra el cambio climático y podría ser una realidad en torno al año 2021.

Sus líneas maestras, además de todos los detalles sobre su planificación urbanísticas, han quedado recogidas en el libro 'La Manzana Verde, nuevas formas de habitar', que ha sido presentado esta mañana en el Ayuntamiento de la mano del alcalde, Francisco de la Torre, y los sus impulsores, el director del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU), Pedro Marín Cots, y el arquitecto colaborador en el proyecto, José María Morente.

Los responsables de la iniciativa han destacado el carácter novedoso de esta nueva forma de urbanizar, «que tiende a crear espacios urbanos más compactos porque está demostrado que a más dispersión más contaminación, entre otras cosas porque el transporte es más necesario», ha destacado Marín Cots durante la presentación del libro, que recoge también las primeras ideas que configuraron el Plan Especial aprobado en 2015, el sistema de indicadores de sostenibilidad que lo desarrolla y el concurso de arquitectura y espacio público que se realizó el pasado año, donde concurrieron un centenar de propuestas.

Concebido como una estrategia complementaria a la ya emprendida por el Ayuntamiento hace unos años para adaptarse a los Objetivos del Milenio y a la lucha contra el cambio climático, el primer edil ha recordado que La Manzana Verde es un proyecto vinculado al programa europeo Catmed, que incluye al propio consistorio en compañía de otras ciudades europeas como Barcelona, Sevilla, Turín, Roma, Génova, Marsella o Tesalónica. «Es un proyecto piloto que contribuirá a las buenas prácticas en esta materia», ha destacado De la Torre, quien ha aplaudido esa otra forma de «planeamiento urbanístico» respetuoso con el medio ambiente.

En la misma línea, el arquitecto José María Morente, ha subrayado el reto de que este nuevo barrio represente «un referente para los próximos proyectos que se vayan generando en la ciudad».

Por otra parte, la discusión en torno a estas formas de construcción que ya forman parte del presente, pero también sobre el cambio climático en las ciudades, la biodiversidad o la educación ambiental formarán parte de un Encuentro sobre Cambio Climático que tendrá lugar en Málaga los próximos 31 de mayo y 1 de junio. La cita reunirá a representantes y especialistas de las ciudades que han emprendido estrategias parecidas a la de Málaga y entre sus objetivos está la promoción de actuaciones que sean capaces de disminuir los efectos de gases de efecto invernadero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos