Manifestaciones, 'performances' y flores para recordar a las víctimas

Alumnos de Maristas leyeron el manifiesto en el acto organizado en Málaga capital. :: fernando gonzález/
Alumnos de Maristas leyeron el manifiesto en el acto organizado en Málaga capital. :: fernando gonzález

La provincia celebra numerosos actos en la víspera de la marcha central que recorrerá hoy el casco antiguo de la capital

FRANCISCO JIMÉNEZ MÁLAGA.

Desde 2003, el primer año desde el que existen registros, un total de 916 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas. Para hacerse una idea de la magnitud de la violencia machista basta señalar que suponen casi un centenar más que las 829 vidas que segó ETA en toda su historia. Dos tipos de terrorismo. Uno de ellos afortunadamente erradicado y otro al que, por desgracia, aún le queda camino hasta su desaparición. Un logro que sólo se conseguirá si desde las administraciones, la escuela, la familia y desde toda la sociedad en general se graban a fuego las palabras respeto e igualdad. Ése es el mensaje que ayer, víspera del Día Internacional contra la Violencia de Género, se transmitió en los numerosos actos reivindicativos que se organizaron a lo largo y ancho de la provincia como anticipo a la manifestación que a partir de las 12.00 horas recorrerá hoy las calles del Centro de Málaga para gritar 'Basta ya' y 'Ni una más'.

La marcha, convocada por la Plataforma Violencia Cero, arrancará desde la plaza de la Merced y concluirá en la plaza de la Constitución, donde habrá una primera 'performance' para recordar a todas las víctimas y una segunda protagonizada por un chico y una chica para escenificar que la violencia machista hay que frenarla en la juventud. El acto concluirá con la lectura de un manifiesto a cargo de Ana Barreales, jefa de Local de SUR.

Estepona, Vélez, Antequera, Benalmádena, Torremolinos, Fuengirola, Cártama celebraron distintos actos a lo largo de la jornada. También en Málaga capital, donde las instituciones organizaron dos actos paralelos. El primero fue el de homenaje y recuerdo a las víctimas celebrado ante el monolito dedicado a ellas ubicado en el Paseo del Parque de Málaga; y el segundo, el organizado por la Junta en la plaza de la Legión Española, junto a la sede del Instituto de la Mujer . La plantación de cuatro rosales simbolizó ese homenaje en el que, al margen de las intervenciones políticas, destacaron las palabras pronunciadas por Patricia, Pablo, Daniel y Carmen, cuatro alumnos de Maristas que leyeron un manifiesto en el que ponían el acento en los menores, «que pasan desapercibidos y se quedan en un segundo plano cuando son las víctimas más vulnerables». No se referían sólo a los niños que pierden la vida (8 en España en lo que va de año), también a los muchos que se crían en un ambiente de maltrato que tienen interiorizado «porque muchas víctimas y muchos maltratadores actuales fueron niños que crecieron con el maltrato». «La lucha contra la violencia machista debe ser la excepción, no la norma», concluye el manifiesto.

Ante esta realidad, la directora del Instituto Andaluz de la Mujer, María del Carmen Moreno, hizo un llamamiento a la sociedad para que «actúe y denuncie para que no se permita ni una muerte más» y ha remarcado que «la única forma de salir es educando en valores en la edad más temprana». En este sentido, confió en que las medidas de protección y prevención recogidas en el Pacto de Estado contra la violencia de género pongan fin a esta «lacra».

En la misma línea, el subdelegado del Gobierno central en Málaga, Miguel Briones, incidió en la necesidad de anticiparse, poniendo como ejemplo las 575 medidas de protección que se han aplicado en la provincia hasta finales de septiembre. Una provincia en la que en los dos últimos años no ha habido que lamentar ninguna muerte, pero si 34 desde que se tienen registros. Siguiendo con los datos, en Málaga hay un 3.095 casos activos en el Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (VioGén). De éstos, 35 corresponden a menores, chicas de entre 14 y 17 años. Asimismo, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado prestan asistencia y protección a estas mujeres y han hecho posible que 287 hombres cumplan condena actualmente por delitos de violencia de género.

Por su parte, el alcalde de Málaga ha incidido en la importancia de la educación y de que el ambiente familiar «no sea un infierno», pero también ha considerado vital que las mujeres que se atrevan a dar el paso y denunciar tengan garantizadas medidas de acogida. «Hay que ser proactivos todo el año, no solo esta semana», advirtió Francisco de la Torre, quien subrayó que mientras exista esta lacra «nadie puede estar orgulloso de esta sociedad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos