Detenido por amenazar a su mujer con un cuchillo y quemar su ropa en la calle

Las prendas quemadas.
Las prendas quemadas. / Sur

La víctima, de unos 50 años, pudo grabar un vídeo con su teléfono móvil en el que se escucha a su marido diciendo que la iba a matar

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

Un hombre de 51 años y de nacionalidad española ha sido detenido por la Policía Local de Málaga acusado de amenazar de muerte a su mujer con un cuchillo. El arrestado habría llegado incluso a quemar varias prendas de ropa de la víctima en mitad de la calle, según ha podido saber SUR.

Los hechos sucedieron a las 18.45 horas de este domingo en la barriada de Capuchinos. La sala del 092 de la Policía Local recibió una llamada de una mujer que alertaba de que su marido la había amenazado de muerte con un cuchillo, por lo que tuvo que huir de su domicilio y refugiarse en la casa de una vecina. Según decía, el hombre estaba en esos momentos en la calle quemando su ropa.

Agentes de paisano se desplazaron al lugar y hallaron en el portal a una mujer de 50 años muy nerviosa. Él ya se había marchado. Los policías locales se entrevistaron con ella para saber qué había pasado. La víctima les contó que ese mediodía, al volver a casa con su hija, que tiene 12 años, se encontró la puerta cerrada con las llaves puestas por dentro.

La mujer se asomó por la ventana de la cocina y le pidió a su marido, que estaba dentro, que les abriera. Al parecer, y siempre según las fuentes consultadas, el hombre rajó la mosquitera de la ventana, sacó el brazo y supuestamente le lanzó una cuchillada al cuello a su mujer, quien logró esquivarla. Acto seguido, habría comenzado a amenazarla de muerte. La víctima salió corriendo con su hija y se refugió en la casa de una vecina.

Pero el ataque no quedó ahí. Mientras quemaba varias prendas de ropa de ella en la calle, el hombre presuntamente siguió profiriendo toda clase de insultos y amenazas. De hecho, la mujer llegó a grabar con su teléfono móvil cómo su marido le decía que la tenía que matar, según las fuentes. En ese momento, mientras los agentes hablaban con la mujer, ella recibió una llamada del individuo y la puso en manos libres. Los policías escucharon claramente cómo le decía que la iba a destripar.

Los agentes esperaron a que el sujeto volviera a su casa, donde fue detenido. Según las fuentes, admitió que había discutido con su mujer e incluso que había utilizado un cuchillo contra ella. Los policías observaron que había un estuche de una pistola, pero estaba vacío. Aunque el arrestado dijo que se la habían robado, se encontraba en el domicilio, envuelta en una camiseta blanca. El arma ha sido intervenida para su análisis.

Fotos

Vídeos