Málaga celebrará el 8 de marzo más reivindicativo de los últimos años

Imagen de archivo de la manifestación del año pasado con motivo del Día de la Mujer./SUR
Imagen de archivo de la manifestación del año pasado con motivo del Día de la Mujer. / SUR

Los sindicatos mayoritarios convocan para mañana paros de dos horas y llaman a la manifestación central

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

De entre todos los movimientos globales que en los últimos meses se han incorporado a la agenda pública, a las celebraciones de más variado signo e incluso a la realidad de la vida cotidiana es quizás el discurso de la igualdad y el feminismo el que con más fuerza ha puesto en evidencia la necesidad de abrir un debate a todos los niveles. Y en este escenario casi inédito llega mañana jueves la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, una cita que de nuevo invita a la protesta contra todos los tipos de desigualdad y discriminación de género pero del que en esta ocasión se espera una mayor movilización no sólo por la huelga convocada, sino porque en todos los actos simbólicos previstos se percibe la convergencia de la mayoría de las sensibilidades que se dan en el movimiento feminista.

Más...

En este escenario diverso, transversal y alejado de los alegatos ideológicos –y en ocasiones excluyentes– que han marcado las convocatorias de otros años, el 8M está llamado a convertirse, también en Málaga, en una gran jornada reivindicativa que tiene como objetivo dar visibilidad al trabajo de la mujer y al valor que éste tiene en la sociedad, independientemente del lugar en el que lo ejerza.

El movimiento global a favor de la igualdad y el feminismo ha dado impulso al Día de la Mujer, convertido este año en una cita más diversa y abierta a más sensibilidades

Bajo el lema ‘Si nosotras paramos, se para el mundo’, las malagueñas están llamadas a sumarse a una huelga que también incorpora mucho de novedad: en primer lugar, es la primera vez que el 8M llega acompañado de una convocatoria de paro de estas características –en 2017, por ejemplo, sólo hubo paradas simbólicos de 15 minutos–, y de otra parte la huelga no es sólo laboral, porque las mujeres están llamadas a cesar su actividad de manera simbólica en todas y cada una de sus áreas cotidianas: en las tareas de casa, en las labores de cuidados de niños, mayores o dependientes; en las actividades relacionadas con el consumo, con la educación...

Los escenarios del 8M

Concentraciones
Serán a las doce de la mañana en la plaza de la Constitución, la entrada del Hospital Materno Infantil, el aeropuerto, el Parque Tecnológico (PTA), la Ciudad de la Justicia, el edificio de usos múltiples y el edificio el Rayo Verde de la UMA.
Manifestación
A las siete de la tarde en la plaza de la Marina.

«La idea es parar la vida en toda su extensión y visibilizar el papel protagonista que tiene la mujer como parte imprescindible de la sociedad», reflexionan desde la Coordinadora 8 de marzo, una plataforma que incluye al movimiento feminista y asociativo en Málaga y que impulsa desde este ámbito cercano una reivindicación que se prevé global.

¿A qué hora se puede parar?

En este contexto, la capital se suma a esta movilización internacional en varios frentes: de una parte, los sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT) han convocado a todas las mujeres a paros parciales durante dos horas –de 11.30 a 13.30, de 16.00 a 18.00 o en las dos primeras horas del turno de noche–, mientras que los minoritarios (caso de CGT o CNT) han ampliado esta protesta a toda la jornada laboral. Cualquiera de las dos opciones son legales y están registradas ante el Ministerio de Empleo, y los efectos sobre el salario serán idénticos a los de una huelga convencional: se detraerá la cantidad proporcional de sueldo ya sea de dos horas o de toda la jornada, aunque en ningún caso afecta a vacaciones o a días de descanso, advierten desde los sindicatos.

El papel de los hombres en estos paros también tendrá un peso específico y simbólico, ya que a pesar de que a los paros sólo están convocadas las mujeres, las promotoras de la huelga solicitan que sean ellos los que durante esas dos horas asuman las tareas que han dejado de desempeñar las mujeres «para dar mayor visibilidad a su trabajo». Entre las propuestas, que los padres se encarguen de sus hijos, que los estudiantes compartan después los apuntes con las compañeras o que los empresarios no descuenten el salario a las empleadas que han secundado el paro.

Pero mañana no sólo será un día para la huelga de dos horas o de 24. Las protestas y las concentraciones, que suman el apoyo mayoritario de colectivos políticos, sociales, educativos y sindicales, también se desarrollarán en la capital durante toda la jornada y en varios escenarios de referencia: a las doce de la mañana habrá concentraciones en la plaza de la Constitución, la entrada del Hospital Materno Infantil, el aeropuerto, el Parque Tecnológico (PTA), la Ciudad de la Justicia, el edificio de usos múltiples y el edificio el Rayo Verde de la UMA. Ya por la tarde, a las 19.00 horas, la plaza de la Marina será el punto de partida de la tradicional manifestación del 8M.

Otras voces en el debate

Por otra parte, y como todo debate que suma diferentes sensibilidades, el 8M no implica una adhesión en bloque al manifiesto acordado desde la coordinadora estatal; de hecho existen otros colectivos en defensa de la igualdad real entre hombres y mujeres –aunque más minoritarios– que han difundido sus propios textos con motivo del Día de la Mujer. Es el caso de una treintena de profesionales españolas de todos los ámbitos que han solicitado la adhesión al manifiesto ‘No nacemos víctimas’, donde se expresa la inquietud «ante una corriente de opinión supuestamente feminista que pretende hablar en nombre de todas las mujeres (...) y retratarlas como víctimas de nacimiento de lo que llaman el heteroptariarcado». «Las niñas de hoy necesitan saber que ellas no son víctimas y que tienen el futuro en sus manos», concluye el texto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos