Cae en Málaga una red que traficaba con personas entre Irán y Reino Unido

Agentes con parte de la documentación intervenida durante la operación policial. :: sur/
Agentes con parte de la documentación intervenida durante la operación policial. :: sur

Se ha detenido en la provincia a 14 de los 15 integrantes, así como a otras 42 personas acusadas de vender a la banda su documentación

ÁLVARO FRÍAS MÁLAGA.

Se publicitaba como el mejor de Europa en su destreza criminal, la de introducir de forma irregular a ciudadanos iraníes en Reino Unido. Se trata del cabecilla de una organización asentada en Málaga y que ha sido completamente desarticulada por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, según informaron ayer desde la Comisaría Provincial.

Las pesquisas comenzaron hace un año, cuando se detectó a cuatro ciudadanos iraníes que intentaban embarcar desde Hamburgo (Alemania) hacia el Reino Unido, utilizando para ello pasaportes falsificados y usurpados principalmente a nacionales españoles. La investigación llevó a los policías hasta una agencia de viajes malagueña donde se habían comprado los pasajes para los vuelos.

Las fuentes consultadas explicaron que la organización estaba perfectamente estructurada. En un primer momento se captaba a los ciudadanos iraníes que querían ir a Reino Unido, algo para lo que la red les cobraba 25.000 euros.

La banda cobraba 25.000 euros a las personas por hacer el viaje e introducirlas en Reino UnidoBuscaban documentos reales en los que los iraníes se parecieran a los titulares de nacionalidad española

Tras ello, se les trasladaba hasta Málaga. Sin embargo, la entrada no se hacía por el aeropuerto de la capital, sino por otros de países europeos. Siempre según las mismas fuentes, allí les recogían en coche miembros de la organización criminal que les llevaban hasta localidades de la Costa del Sol.

Al parecer, los ciudadanos iraníes pasaban unos diez o quince días en pisos que la red tenía repartidos por localidades como Mijas o Estepona. Durante ese tiempo, otros miembros de la red se preocupaban de conseguir la documentación española para que se hicieran pasar por españoles en el viaje definitivo a Reino Unido.

Para ello, la red compraba, por precios que oscilaban entre los 500 euros y los 3.000, documentación española a ciudadanos del país, buscando que las personas de Irán se parecieran al titular del citado documento. Finalmente, volvían a trasladarles en coche a aeropuertos de fuera de España para que cogieran los vuelos hasta Reino Unido.

En cuanto a la operación, una vez identificados los responsables de la organización se llevó a cabo un dispositivo que culminó con el arresto de 14 personas en la provincia de Málaga, como supuestos miembros de la red, así como con la del considerado como su cabecilla, que fue localizado y arrestado cuando iba a tomar un vuelo en Londres con destino a Dubai.

En una segunda fase de esta operación los agentes localizaron y detuvieron a otras 42 personas en la provincia de Málaga, todas ellas implicadas en esta organización criminal por comercializar con su documentación española auténtica y venderla a sus miembros, según la Policía Nacional, desde donde indicaron que también se interceptó a 44 ciudadanos iraníes en diferentes aeropuertos europeos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos