«Málaga es la tercera en planes de pobreza infantil»

De los 14 millones que La Caixa destina a obra social, cinco van a programas de exclusión

J. V. A. MÁLAGA.

-¿Qué volumen de microcréditos conceden en Málaga?

-Unas dos mil operaciones, con una media de cinco mil euros. Microbank fue una idea de Isidro Fainé hace diez años, en pleno atisbo de la crisis, y hoy es un referente europeo. Utilizamos la red de la entidad para hacer aquello que antes llamábamos un crédito de confianza. Eso no se puede hacer por Internet. Sólo puedes si tienes una cercanía, conoces de toda la vida a ese cliente y su familia que te pide para comprar una furgoneta o ante una situación complicada de gastos en la casa. Hablamos de cuantías de seis, diez mil euros. Hemos generado muchísimo autoempleo y contra lo que se piensa, la morosidad es muy baja, en torno a un 4%, la mitad de la media del sector.

-¿La obra social de La Caixa asume en buena parte mucho de lo que no hace el sector público?

-Nos hemos convertido en un paraguas que nos sienta bien y nos encanta asumir. Si no existiera, habría que inventarla. Tenemos vocación social por nacimiento desde hace 114 años. Ahora somos un banco porque nos ha obligado la ley y las circunstancias, pero nos sentíamos bien como caja solvente, rentable y con la obra social de una fundación que es la primera de España, la segunda de Europa y la tercera del mundo. En la nueva estructura, tomamos una decisión en 2008 y empezamos con volcar gran parte de esos 500 millones en obra social. Hay una parte general y otra territorializada desde las oficinas. En Málaga gestionaron 1,7 millones de los 14 millones totales en acciones que implicaron a unas 2.000 personas y que son en un 65% sociales, un 30% culturales y un 5% investigación 5%, un capítulo en el que queremos más presencia desde Málaga. El programa contra la pobreza infantil aquí es el tercero de España, por encima de capitales más grandes. ¿Qué ocurre? Hay una realidad, pero el trabajo de los técnicos municipales y de las onegés es magnífico y al final como Obra Social acabámos confiando más en ellos. Málaga es una tierra muy solidaria y eso nos lo hace fácil pero también nos da más responsabilidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos